Violencia hacia la mujer

 

Un magistrado portugués que llegó a los titulares en 2017 por los argumentos que expresó en una sentencia de violencia doméstica en que censuró a la víctima y calificó de “comprensible” la brutal golpiza que recibió por haber cometido adulterio, demandará a periodistas, cómicos y políticas por haberlo “ofendido”.

Se trata del magistrado de la Audiencia Provincial de Oporto, Neto de Moura, cuyo abogado, Ricardo Serrano Vieira, anunció que iniciará acciones civiles en contra de por lo menos ocho personas que ofendieron personal o profesionalmente al magistrado debido a los comentarios que vertió en la sentencia de 2017 y en una previa de 2016.

En la sentencia de 2017, Neto de Moura afirmó que “el adulterio cometido por una mujer es un tipo de conducta que la sociedad siempre ha condenado y que sigue condenando fuertemente. Las mujeres honestas son las primeras en estigmatizar a las adúlteras. Por eso la violencia ejercida por el hombre se ve con cierta comprensión, ya que ha sido traicionado, vejado y humillado por la mujer".

En la resolución se pueden leer frases como "el adulterio cometido por una mujer es un gravísimo atentado contra el honor y la dignidad del hombre" y "en la Biblia podemos leer que la mujer que mantiene relaciones extramatrimoniales debe ser castigada con la pena de muerte". Además de la Biblia, el juez también cita el Código Penal de 1886 según el cual los hombres que asesinaban a sus esposas infieles eran expuestos a penas puramente simbólicas.

No era la primera vez que el magistrado condenaba a las mujeres por cometer adulterio. En otra sentencia, esta de 2016, afirmó que "una mujer que comete adulterio es una persona falsa, hipócrita, deshonesta, desleal, fútil, inmoral. En fin, una persona que carece de credibilidad moral. No sorprende que recurra al embuste, a la farsa, a la mentira para esconder su deslealtad y eso puede pasar por la imputación al marido o al compañero de malos tratos".

La sentencia de 2017 generó una ola de críticas públicas que terminó con una petición de más de 28,000 personas que llevó al Consejo Superior de la Magistratura a iniciar un proceso disciplinario en contra del magistrado de Moura y de la magistrada Luisa Arantes, firmante de la misma sentencia. El proceso en contra de la magistrada fue sobreseído y el del magistrado finalizó el 5 de febrero con el registro de una amonestación.

Si bien el abogado Serrano Vieira anunció el inicio de acciones en contra de ocho personas, la cifra no está clara aún y añadió que procederán en contra de todas las personas “cuyos comentarios llegaron al gran público que más interesan” y que “sobrepasaron el campo de la libertad de expresión o entraron en el campo de las ofensas y los insultos”.

El abogado precisó que podrían, además, pedir la exención que la ley procesal establece para no pagar las costas judiciales. Conforme con esta normativa, según la indemnización que se exige se paga una cifra de costas judiciales. En el caso, Neto de Moura podría exigir compensaciones de hasta 100,000 euros. Las costas son pagadas por quien presenta la acción y por la persona demandada, pero tratándose de magistrados hay una excepción.

Así, el artículo 4 del Reglamento de Costas Procesales dispone que “los magistrados y los vocales del Consejo Superior de la Magistratura, Consejo Superior del Ministerio Público o Consejo Superior de Tribunales Administrativos y Fiscales que no sean magistrados”, no pagan costas “en cualquier acción de la que sean parte por el ejercicio de sus funciones”. El asunto será establecer si estas demandas derivan por el ejercicio de las funciones de Neto de Moura, una postura con la que muchos están en desacuerdo, como un juez que dice que la excepción es “para situaciones normales. Este caso podría ser un abuso del derecho”.

Según trascendió, Neto de Moura pidió ser excusado de conocer asuntos de violencia doméstica, pero la petición fue rechazada. “El señor juez parece pretender implícitamente que el Tribunal Superior de Justicia lo dispense, por le menos por un determinado periodo de tiempo, de intervenir en procesos que traten de violencia doméstica. Se trata de un deseo que, por su naturaleza y extensión, no puede ser acogido por este tribunal”, respondió el Supremo Tribunal de Justicia.

Como parte de las críticas por sus sentencias el magistrado Neto de Moura fue llamado misógino, machista, incapaz de continuar en el ejercicio de la profesión, entre otros calificativos como “cavernícola” y “animal irracional”.

El abogado Serrano Vieira anunció que estas acciones civiles podrían ser presentadas a finales de marzo o principios del mes de abril.

Más información dn.pt

Mmiabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a