Logo de Shell

 

La empresa petrolera Shell anunció que la fiscalía neerlandesa ha abierto investigación en su contra por el caso que se persigue en el Reino Unido e Italia respecto de la compra de un campo petrolífero por Shell y la compañía italiana Eni, en la que, presuntamente, mediaron actos de corrupción.

El caso se refiere en específico a la compra del campo petrolífero en alta mar OPL-245 por 1,300 millones de dólares en lo que se presume es una de las zonas petroleras más ricas de África. Se trata de una zona que pertenecía a Dan Etete un exministro del petróleo nigeriano, quien fue condenado a prisión por lavado de dinero en otro caso que no se relaciona a este.

En una corte de Milán, Italia, el año pasado inició un proceso en contra de Shell y Eni. Relacionado a ese proceso se procesaron por corrupción al nigeriano Emeka Obi y al italiano Gianluca Di Nardo y en ese proceso la juez Guisy Barbara dijo que “la administración de las petroleras Shell y Eni… estaban completamente al tanto del hecho de que parte de los 1,092 millones serían usados para compensar a funcionarios públicos nigerianos que tuvieron un papel en este asunto y que estaban rodeando a la presa como tiburones hambrientos”.

Si bien el proceso se sigue en Italia y en Londres, el gobierno nigeriano presentó en diciembre de 2018 una demanda en contra de ambas empresas petroleras por actos de corrupción exigiendo una compensación 1,092 millones de dólares, al parecer en los Países Bajos es hasta ahora que se inician averiguaciones respecto del proceder de la compañía neerlandesa de petróleo Shell, una de las más grandes del mundo. Además de los procesos mencionados, en un tribunal en Lagos, Nigeria, se abrió otro proceso por violación de derechos humanos respecto de la compra de este lote petrolífero.

La venta del lote ocurrió durante el gobierno en Nigeria del presidente Goodluck Jonathan. Muchos de sus exfuncionarios están siendo procesados por corrupción en Nigeria y en otros países como Reino Unido, Italia y Estados Unidos. Una de estas funcionarias es la ex ministra del petróleo Diezani Alison-Madueke, a quien el gobierno ya le ha decomisado numerosas propiedades y congelado cuentas de banco.

Pese a que parecía haber una reticencia del gobierno nigeriano para que en Italia se persiguiera este caso, fue, quizá, la promesa del combate a la corrupción la que mantuvo en las elecciones del pasado mes de febrero en la presidencia a Muammadu Buhari.

Tanto Eni como Shell han negado haber conocido de actos de corrupción.

Más información dutchnews.nl

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net