Isla Diego García, archipiélago de Chagos

 

Este lunes, la Corte Internacional de Justicia, CIJ, de la Organización de las Naciones Unidas, falló en contra del Reino Unido, país al que ordenó regresar la soberanía del Archipiélago de Chagos a Mauricio al considerar que la ocupación del territorio fue ilegal.

El archipiélago de Chagos es un territorio que por “derecho de conquista” pertenece a Gran Bretaña y desde 1965 forma parte del territorio de ultramar llamado Territorio Británico del Océano Índico (Biot). Consta de varias islas, siendo la principal la de Diego García. En la década de los años 60 vivían en el archipiélago unas 300 familias, pero en 1967 Gran Bretaña concesionó por 50 años renovables el uso de la isla a Estados Unidos para el establecimiento de una base militar. Por ello los habitantes fueron desalojados de su tierra entre 1967 y 1973 y trasladados a Mauricio.

A este respecto, el Reino Unido se niega a repatriar a los chagosinos que fueron expulsados de sus tierras para la creación de la base militar y han declarado que en cuanto el sitio deje de ser estratégico para la defensa la repatriación ocurrirá, pero no hay nada concreto.

El caso fue presentado ante la CIJ en 2017 después de que 94 naciones de la ONU apoyaran a Mauricio en su reclamo por Chagos, con los tradicionales aliados del Reino Unido guardando silencio sobre este tema.

Las audiencias ante la CIJ en La Haya, Países Bajos, iniciaron en septiembre de 2018 con el país africano alegando que Gran Bretaña no tiene derecho sobre Chagos porque en 1965, tres años antes de la independencia de Mauricio, los británicos separaron este territorio contraviniéndose así la resolución 1514 de 1960 de las Naciones Unidas que específicamente prohíbe que las colonias sean separadas previo a declararse independientes.

El Reino Unido, por su parte, negó que los acuerdos a los que ambas naciones llegaron en 1965 hubieran sido bajo coacción, señalando que en 1982 estas naciones firmaron un tratado que pone fin a los reclamos de Mauricio sobre el archipiélago y que se trata de un documento que ha sido reconocido por la Corte Europea de Derechos Humanos.

Habiendo escuchados de una y otra parte, la CIJ ha concedido la razón a Mauricio concluyendo que la separación de Chagos previo a la independencia fue “una separación ilegal” y “un acto ilícito”.

“La continua administración [del Reino Unido] es un acto ilícito”, dijo el presidente de la CIJ, el juez Abdulqawi Ahmed Yusuf, al rendir el veredicto. “El Reino Unido tiene la obligación de dar por terminada su administración del archipiélago de Chagos tan pronto como sea posible y todos los estados miembros deben cooperar con las Naciones Unidas para completar la descolonización de Mauricio”.

La CIJ llegó a su decisión con una mayoría de trece votos en contra de uno, siendo el voto divergente del juez Donoghue de los Estados Unidos. Así, la mayoría concluyó que la descolonización de Mauricio no ha sido completada y que la misma debe hacerse con la brevedad posible.

La decisión, sin embargo, no es vinculatoria y ahora será la Asamblea General de la ONU la que decida el siguiente paso.

“Esta es una opinión consultiva, no una sentencia. Por supuesto, analizaremos cuidadosamente sus detalles. Las instalaciones de defensa del Territorio Británico del Océano Índico ayudan en la protección de personas aquí en el Reino Unido y en todo el mundo de amenazas terroristas, crimen organizado y piratería”, declaró sobre la decisión un vocero de la Oficina de Exteriores del Reino Unido.

No es la primera derrota que sufre el Reino Unido respecto de Chagos. En 2015 la Corte Permanente de Arbitraje de la ONU concluyó que el Reino Unido actuó ilegalmente en el ejercicio de control sobre el archipiélago de Chagos, al crear un área marítima protegida, MPA por sus siglas en inglés, sin haber consultado a Mauricio.

Sin embargo, el Reino Unido no cede en la materia y en 2016 la Suprema Corte británica falló en contra de los chagosinos exiliados al confirmar que su regreso a sus islas en el Archipiélago de Chagos no es posible.

Más información theguardian.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net