0
0
0
s2smodern
Persona en prisión

 

La joven de 22 años Michelle Carter fue ingresada a un centro de reclusión, casi cinco años después de que indujo a Conrad Roy al suicidio, para cumplir la sentencia de 15 meses de prisión que se le impuso.

La joven había permanecido libre mientras la Corte Suprema del estado de Massachusetts, Estados Unidos, resolvía su apelación, la cual finalmente confirmó la sentencia la semana pasada diciendo que sus acciones causaron la muerte de Roy.

Sus abogados habían  solicitado que permaneciera fuera de la cárcel mientras su equipo de defensa lleva su caso a la Corte Suprema de los Estados Unidos, considerando que no tiene antecedentes penales, no ha tratado de huir y ha estado recibiendo tratamiento de salud mental, pero el juez rechazó su solicitud y determinó que debe comenzar a cumplir su sentencia.

En el caso, Conrad Henri Roy III, que en el momento de su muerte tenía 18 años, se suicidó impulsado por Michelle Carter, que entonces tenía 17, el 13 de julio de 2014.

Roy padecía ansiedad y depresión por lo que había visto a varios terapeutas y consejeros, incluido un terapeuta cognitivo conductual en las semanas previas a su muerte. Había sido hospitalizado por una sobredosis de paracetamol a la edad de 17 años.

Unos años antes conoció a Michelle Carter durante unas vacaciones en Naples, Florida. Ella también tenía problemas de salud mental. Después del viaje, Roy y Carter iniciaron un romance enviándose mensajes de texto, correos electrónicos, etcétera, en los que se contaban sus secretos y decían que se amaban, pero solo se reunieron en persona un par de veces hasta donde sabe su familia. La relación continuó de manera intermitente durante tres años y muchos miles de mensajes.

Semanas antes de la muerte de Roy, los jóvenes en sus conversaciones abordaron el tema del suicidio y Carter parecía no haber desalentado los pensamientos suicidas de Roy, sino incitarlos. "Tienes dudas porque sigues pensando en ello y sigues retrasándolo. Solo tienes que hacerlo, Conrad. Cuanto más lo retrases, más te comerá. Estás listo y preparado. Todo lo que tienes que hacer es encender el generador y serás libre y feliz. No más dudas. No más esperas. Si lo quieres tanto como dices, es hora de hacerlo hoy" escribió Carter el día que Roy murió.

Mientras Roy preparaba su suicidio con un generador a gasolina, mantuvo mensajes de textos y una conversación telefónica con Carter que duró 90 minutos. Durante esa conversación, mientras la cabina de la camioneta se llenaba de monóxido de carbono, Roy decidió salir de la camioneta y ella le dijo que regresara.

En febrero de 2015, Carter fue acusada formalmente de homicidio involuntario por un gran jurado, el cual encontró "pruebas suficientes de que Carter causó la muerte de Conrad mediante una ayuda sin sentido y de manera imprudente para que se envenenara con monóxido de carbono"

El juez dijo que Carter tenía el deber de llamar a la policía o a la familia de Roy, pero en su lugar escuchó por teléfono mientras moría. "Después de que ella lo convenció para que regresara a la cabina de la camioneta llena de monóxido de carbono, no hizo absolutamente nada para ayudarlo. No pidió ayuda ni le dijo que saliera de la camioneta mientras lo escuchaba ahogarse y morir".

Aunque, la mayoría de los estados en EE.UU. tienen leyes específicas que penalizan la ayuda o asistencia en el suicidio de otra persona, Massachusetts es uno de los pocos estados del país sin una disposición específica al respecto.

En nuestro país, los códigos locales y el federal claramente establecen que el inducir y prestar auxilio al suicidio es un delito y puede implicar penas que van de uno a doce años de prisión, dependiendo de la legislación y del grado de responsabilidad.

Inducir al suicidio es el estimular, animar, instigar a él y debe ser directa y suficiente. El prestar auxilio equivale a proporcionar medios (armas, veneno, etcétera) o incluso, cualquier otro tipo de cooperación, por ejemplo, el auxilio de carácter moral, las indicaciones del modo de ejecutarlo, instruir sobre el manejo de las armas o sustancias, etcétera.

Más información thesun.co.uk

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, concediendo crédito a miabogadoenlinea.net 

0
0
0
s2smodern