Dibujo de musulmán ornado a la luz de la luna

 

Debido a comentarios realizados por un juez en que generalizó la violencia en la comunidad musulmana, el presidente del Law Council of Australia hizo un llamado para que exista “una mejor comunicación y entendimiento de la fe musulmana” por abogados y jueces.

El comentario que dio pie a la declaración fue realizado por el juez Desmond Fagan del Tribunal Superior de Nueva Gales del Sur en Australia al dictar sentencia a una pareja de 21 años que en octubre pasado fue encontrada culpable de conspiración para cometer un acto terrorista.

El juez dijo la semana pasada que “la aceptación no calificada” del Corán por los musulmanes australianos “sin el repudio explícito de versos que ordenen intolerancia, violencia y dominación…alentará a los terroristas a creer que están en una causa común con todos los creyentes”.

“Si los seguidores australianos de la religión, incluyendo a aquellos que profesan con profundo conocimiento, hicieran una clara negación pública de esos versos, como instrucciones no autorizadas por Alá, entonces la convicción moral de los terroristas se podría debilitar”, declaró el juez.

Estas palabras provocaron reacción del Consejo Nacional de Imanes Australianos que, a través de un comunicado, declaró: “Los musulmanes categóricamente rechazamos interpretaciones extremistas del Corán y el mal uso del islam por los extremistas. De hecho, los extremistas ocasionan un gran sufrimiento a las comunidades musulmanas en todo el mundo. Líderes musulmanes, académicos y miembros de la comunidad repetidamente hemos rechazado las interpretaciones extremistas del Corán”.

La ocasión de aclarar el tema se presentó este jueves ya que se celebró el servicio religioso en la mezquita Auburn Gallipoli de Sídney, convocado por la Red Legal Musulmana. Se trata de un evento religioso para marcar el inicio del período del poder judicial y al que acuden jueces, abogados y procuradores de justicia.

Al término del servicio, el presidente del Law Council of Australia, Arthur Moses, dijo que el servicio religioso “fue una ocasión significativa tanto para la profesión legal como para la comunidad” y que es “importante que haya comunicación y entendimiento de la fe islámica por la profesión legal de Australia y el proceso judicial”.

“Sin referirme a comentarios vertidos en casos recientes, hago la observación de que debemos asegurar que los actos delictivos de unos pocos no sean usados para juzgar injustamente, discriminar o condenar a toda una comunidad y religión y que aquellos que infringen las leyes son los que pagan el precio y merecen la sanción – no otros que equivocadamente son implicados por asociación. Ultimadamente somos una sola comunidad y necesitamos trabajar conjuntamente para superar los problemas que aquejan a la sociedad australiana”, declaró el abogado Moses.

Es muy probable que el juez Desmond Fagan no haya acudido al servicio religioso en la mezquita.

Más información smh.co.au

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net