Imprimir
Categoría: El Derecho y la Actualidad
Visto: 956
powered by social2s

Debido a un vacío legal y a una sucesión de eventos inesperados, se espera que el próximo 1° de diciembre se celebre el primer matrimonio homosexual en Argentina.

Los contrayentes, dos hombres, Alex y José María, de 39 y 41 años, habían solicitado al registro civil la celebración del matrimonio en cuatro oportunidades anteriores y en las cuatro había sido rechazada su petición, que había ido recurrida ante tribunales civiles.

La pareja ha esgrimido ante la justicia civil que la Constitución argentina no es especifica en cuanto a que el matrimonio es la unión entre un hombre y una mujer y por ende la institución queda abierta a parejas del mismo sexo.

Basado en lo anterior, y como una medida de presión por parte de la Federación Argentina de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Transexuales, a la que Alex y José María pertenecen, solicitaron una vez más al registro civil el contraer matrimonio. Pero esta vez, tras la negativa, decidieron acudir ante un Tribunal de lo Contencioso Administrativo, que sorpresivamente falló a su favor.

La sentencia administrativa no fue recurrida en tiempo y forma por los grupos que están en contra del matrimonio homosexual por lo cual quedó firme y con ello la capacidad de estos hombres de unirse legalmente en matrimonio, lo cual ocurrirá mañana martes 1° de diciembre, día Mundial de la Lucha contra el Sida.

Los grupos de abogados católicos de Buenos Aires están buscando otros medios legales para recurrir la sentencia y evitar el matrimonio, pero hasta el momento no han encontrado algún vacío legal que les permita detener la ceremonia puesto que la sentencia, al no haber sido recurrida, se considera legal y firme.

La comunidad homosexual en Argentina está esperando la celebración del matrimonio para iniciar trámites similares ante tribunales administrativos aprovechando el precedente que ha quedado sentado.

Para los contrayentes, y para la comunidad homosexual no solo argentina sino latinoamericana, la unión será una victoria, que sin embargo no quedará exenta de futuras batallas legales, puesto que una vez celebrado se podrá recurrir el acto como tal, además de que el poder legislativo podría enmendar la Constitución para precisar que el matrimonio es la unión entre un hombre y una mujer.

Aunque también podría suceder lo contrario y que la puerta al reconocimiento legal del matrimonio homosexual en Argentina hay sido abierta por la tenacidad de estos hombres. La moneda está en el aire.

ACTUALIZACION

La Cámara Nacional en lo Civil suspendió la realización de la primera boda homosexual en Argentina, hasta que no exista una sentencia definitiva sobre la cuestión de fondo. La Corte Suprema de Argentina manifestó asimismo que es un tema sobre el cual se pronunciarán.



Fuente El País

 

www.miabogadoenlinea.net

 

powered by social2s