Cama destendida

 

Efi Nave, presidente de la Barra de Abogados de Israel, fue detenido el miércoles de la semana pasada por sospechas de haber propuesto nominaciones a cargos judiciales a cambio de favores sexuales.

Como presidente de la Barra de Abogados, Efi Nave forma parte del Comité de Nominaciones, órgano de 9 integrantes: tres magistrados de la Suprema Corte, incluido el presidente; dos ministros, uno de los cuales debe ser el de Justicia; dos miembros del Knesset (poder legislativo) y dos representantes de la Barra de Abogados de Israel. Preside el Comité el ministro de Justicia.

Pues bien, se ha presentado acusación en contra del abogado Nave de haber solicitado favores sexuales a cambio de presentar e impulsar nominaciones. Una de las acusaciones se refiere a la nominación hace varios años de una juez para ascender a una corte de magistrados. Otra acusación señala que obtuvo favores sexuales de la esposa de un juez a cambio de un ascenso que nunca llegó.

Se trata de una investigación que sigue a la imputación presentada el mes pasado en que se acusa al abogado Neve de haber sacado ilegalmente de Israel a una conocida para hacer un viaje y luego tratar de introducirla nuevamente al país de forma ilegal.

En el marco de la nueva investigación, el mismo miércoles que Neve fue detenido se interrogaron a dos testigos, una magistrada y una abogada, cuyos nombres no han sido dados por razones legales. Se sabe, sin embargo, que después del interrogatorio, la magistrada solicitó excedencia o permiso de ausencia.

Además, la fiscalía anunció que interrogarán sobre este asunto a la presidente de la Suprema Corte, Esther Hayut, y a la ministra de Justicia, Ayelet Shaked, en calidad de presidente y vicepresidente del Comité de Nominaciones.

Pese a que la policía pedía que fuera retenido bajo custodia durante tres días, Efi Neve fue puesto bajo arresto domiciliario y el jueves posterior a su arresto presentó su renuncia como presidente de la Barra de Abogados.

En la danza de medios, el abogado de Neve, Boaz Ben Tzur, cuestionó la obtención de la evidencia que incrimina a su cliente y que es un viejo teléfono celular.

“Se trata de un teléfono que fue robado”, dijo el abogado Ben Tzur a un programa de noticias local. “No sabemos quién lo robó. Tenemos algunas sospechas, pero la policía está revisando”.

Según el diario Haaretz, Efi Neve guardaba ese teléfono celular en una caja fuerte. Cuando se divorció de su segunda esposa sacó el teléfono que luego apreció en posesión de un reportero de Army Radio. Los rumores señalan que el reportero entregó el teléfono a la policía a cambio de inmunidad.

“El primer tema es la admisibilidad. ¿Cuál es la posición de una investigación que inició con material [de evidencia] que fue obtenido ilegalmente?”, cuestionó durante la entrevista el abogado Ben Tzur.

“Existe además el asunto público. ¿Está bien tomar el teléfono personal de una persona con todos los mensajes privados, para que todo quede en manos de un reportero o la policía? ¿Es un acto adecuado?”, continuó el abogado.

El viernes, a este cuestionamiento la policía respondió que el asunto del teléfono estaba siendo revisado por la fiscalía, pero que habían actuado al amparo de órdenes judiciales que les permitían revisar cierta evidencia.

Por el momento continúan las investigaciones.

Más información timesofisrael.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net