Mezcladora, música

 

En el marco del proceso penal que se lleva respecto de la tragedia del festival de música electrónica Love Parade ocurrido en 2010 en Duisburgo, Alemania, la semana pasada más de 50 juristas se reunieron a puerta cerrado para decidir el futuro del proceso.

Love Parade era un festival que se empezó a celebrar en Berlín Oeste en 1989. Inició como una celebración por la paz a través de la música y, por razones legales, fue moviendo su sede. En 2010 se celebró en la ciudad de Duisburgo y fue esa la última edición debido a la tragedia.

Los hechos ocurrieron el 24 de julio de 2010 cuando en una oleada de pánico, 21 personas murieron y 652 resultaron lesionadas. El evento fue convocado en la estación central de la ciudad hasta una estación abandonada, ubicada a unos 700 metros. Dos vías de poco más de 1 kilómetro de longitud permitían a los asistentes moverse de una estación a la otra, pero ambos caminos se cruzaban en un túnel de 200 metros de longitud. Fue en ese túnel donde ocurrió la tragedia.

Por las muertes, fueron imputados cuatro organizadores del evento y seis funcionarios de la ciudad de Duisburgo. Los organizadores forman parte de la empresa Lopavent, creada en 2006 cuando el empresario dueño de gimnasios, Rainer Schaller, tomó las riendas del evento. Love Parade es una marca registrada.

Actualmente el proceso se está ventilando en el Tribunal Regional de Duisburgo y durante los 13 meses que lleva el proceso se ha escuchado el testimonio de 58 testigos y de seis expertos. Las sesiones se han celebrado, sin embargo, en el centro de convenciones de Dusseldorf, a 25 kilómetros de Duisburgo, debido al gran número de imputados, abogados y testigos.

De la reunión celebrada la semana pasada ha trascendido que es muy probable que el proceso termine a mediados de años con la imposición de multas a los procesados. Lo anterior porque el delito prescribe a los 10 años de ocurrido.

Julius Reiter, abogado que representa a unas 80 personas entre sobrevivientes y familiares de las víctimas, declaró tras esta reunión que, de darse por terminado el proceso, se tendrán que crear las condiciones para que las víctimas puedan hacer una reclamación civil de daños en contra de la ciudad de Duisburgo y de las autoridades del gobierno del estado de Renania del Norte-Westfalia.

El abogado Reiter declaró que tres de los organizadores enfrentan una pena por responsabilidad “moderada”, mientras que los otros siete acusados enfrentan una responsabilidad limitada.

Tanto el abogado Reiter como un abogado de la defensa, Gerd-Ulrich Kapteina, prevén que el proceso termine a mediados de este año con la imposición de multas.

En 2002, con la asistencia de unas 750,000 personas, la edición de Love Parade se celebró en la Ciudad de México.

Más información dw.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net