En Alemania fue Kim Petras, la transexual más jóven del mundo quien logró cambiar las leyes para permitir el inicio del cambio de sexo durante la adolescencia. En Gran Bretaña ahora están peleando por el cambio en las leyes Georgie, de 14 años, y su madre.

Georgie nació como hombre, pero según su madre, desde los 2 años él supo que estaba en el cuerpo equivocado, lo que a su corta edad lo ha llevado a intentar suicidarse dos veces. El viste como mujer y utiliza maquillaje, aunque en el colegio no le permitieron llevar el uniforme que utilizan las niñas.

En Gran Bretaña no se pueden iniciar las terapias hormonales para un cambio de sexo durante la adolescencia lo que es criticado por la madre del joven porque dice que cuando tenga la edad requerida por la ley será muy tarde puesto que no se habrá inhibido su crecimiento lo que lo hará parecer siempre un hombre.

Ella ha pedido al Servicio Nacional de Salud (NHS) de la Gran Bretaña no nada más que revise las leyes, sino que pague los $26,000 dólares que cuesta la operación de cambio de sexo en Estados Unidos. 

Fuente Fox news

 

www.miabogadoenlinea.net