Torsos de  jóvenes

En el inicio de las fiestas decembrinas, el Ministerio de Salud de Rusia anunció que están preparando una iniciativa de ley para cambiar la edad mínima de consumo legal de alcohol de 18 años a 21.

Esta iniciativa ha estado siendo discutida en el gobierno desde hace varios meses, según anunció la viceprimera ministra Tatyana Golikova el pasado mes de septiembre cuando dijo que el inicio de vigencia de la nueva disposición sería febrero de 2019. Así, se trata de una medida que forma parte de un plan para mejorar la salud pública del Rusia.

“En una edad temprana el alcohol no sólo afecta la salud sino el comportamiento, incluidos los hábitos futuros del consumo de alcohol”, declaró un vocero del Ministerio de Salud sobre la iniciativa para elevar la edad mínima legal.

Según estadísticas oficiales citadas por la agencia de noticias rusa Interfax, el promedio del consumo de alcohol en Rusia descendió en un tercio entre 2009 y 2016. Para ello, el servicio federal de protección al consumidor, Rospotrebnadzor, ha emitido precios mínimos a las bebidas alcohólicas, prohibiciones de anuncios y restricciones en las ventas. Algunas de estas normas se relajaron durante el Mundial de Fútbol 2018.

De esta forma, elevar la edad mínima legal para consumo de bebidas alcohólicas es otra política diseñada para disminuir su consumo por la población rusa que en 2010 ocupaba el cuarto lugar en el mundo de consumo de estas bebidas por persona.

En México la edad mínima para consumir bebidas alcohólicas es 18 años, pero ya se han presentado propuestas para elevarla a 21 años por razones de salud pública. Estas iniciativas, sin embargo, no han sido consideradas debidamente en el pasado pese a que las principales causas de muerte de los jóvenes en nuestro país están relacionadas con el consumo de alcohol.

En octubre de este año, Irlanda, otro país con un alto consumo de bebidas alcohólicas, aprobó un paquete de reformas relacionadas con el alcohol como el establecimiento de un precio mínimo de venta, el etiquetado con advertencias de riesgos a la salud, cáncer incluido y prohibición en publicidad en ciertos horarios y lugares.

Sobre estas reformas, Simon Harris, ministro de Salud irlandés, declaró que se trata de “tomar medidas respecto de los dañinos efectos del consumo de alcohol y de mejorar la salud y el bienestar de todos nosotros”.

Más información themoscowtimes.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net