0
0
0
s2smodern
Mujer pensativa

A finales del pasado mes de noviembre se presentó en el Parlamento de Túnez una iniciativa de reformas al Código de Estatus Personal para eliminar disposiciones discriminatorias hacia las mujeres en materia de herencias.

Actualmente, el Código de Estatus Personal de 1956 dispone que los hombres heredarán el doble de las mujeres, según interpretación de la ley de la Sharía.

El Consejo de Ministros, atendiendo las convenciones internacionales de las que Túnez es signataria respecto de la equidad de género, aprobó la iniciativa de reformas que establece que hombres y mujeres tienen derecho a heredar en partes iguales. La reforma, sin embargo, deja a salvo una excepción que dispone que si el testador lo manifiesta por escrito, en su sucesión aplicarán las normas vigentes en la actualidad. Esta iniciativa fue enviada al Parlamento.

Cuando el mencionado Código fue aprobado en 1956, seis meses después de la independencia de Francia, se trataba de una legislación progresista no solo respecto de las legislaciones de otros países musulmanes y del norte de África sino incluso de algunas legislaciones europeas, pues estableció el divorcio por acuerdo mutuo y las mismas causales de divorcio para hombres y mujeres en caso de divorcio necesario. Sin embargo, persistieron muchas disposiciones discriminatorias hacia las mujeres.

Por ejemplo, este Código sigue estableciendo que el “jefe de familia” es el hombre, lo que le otorga ciertas ventajas legales en la administración del hogar. Una comisión recomendó la reforma de esta disposición, pero al respecto no se ha enviado iniciativa al Parlamento.

En el artículo 21 de la Constitución, sin embargo, se establece que “todos los ciudadanos, hombres y mujeres, tienen los mismos derechos y obligaciones frente a las leyes sin discriminación”, y el artículo 46 obliga al estado a “comprometerse con la protección de los derechos establecidos a las mujeres y trabajar por el fortalecimiento y desarrollo de esos derechos”.

Para lograr estos objetivos, en julio de 2016 el Parlamento aprobó reformas de ley en materia de violencia contra las mujeres, fortaleciendo la protección a las víctimas de violencia doméstica, ampliando las facultades de persecución de los delitos y eliminando del Código Penal la disposición que establecía que un violador no era sancionado si se casaba con su víctima.

En septiembre del mismo año, se abrogó una directiva de 1973 según la cual los matrimonios de mujeres tunecinas casadas con hombres no musulmanes no podían ser registrados a menos que el esposo se convirtiera al islam.

Pese a que la iniciativa mencionada se presentó al Parlamento el pasado 28 de noviembre, la misma no ha sido revisada aún. De ser aprobada, Túnez sería el primer país del norte de África en reconocer la equidad de derechos sucesorios. En Marruecos se ha exigido una reforma a las leyes sucesorias para eliminar una norma según la cual “las mujeres huérfanas que no tienen un hermano deberán compartir sus herencias con parientes masculinos cercanos a los fallecidos…aún si no se conocían y nunca formaron parte de la familia”. Sin embargo, dicha reforma no ha sido aprobada.

Más información allafrica.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net

0
0
0
s2smodern