0
0
0
s2smodern
Hombre con bebé en brazos

En un caso que se refiere a la maternidad subrogada, figura prohibida en derecho español, la Audiencia Provincial de Barcelona negó la adopción por el esposo del padre de los hijos  nacidos mediante madre subrogada en Tailandia.

Aparentemente es una práctica que es sugerida por ciertas agencias que tramitan los contratos de subrogación de vientre, señalando a las parejas o matrimonios que el que no es padre biológico de los hijos puede posteriormente adoptarlos.

En España, al ser la subrogación de vientre una práctica prohibida, los contratos de subrogación de vientre se consideran nulos de pleno derecho. Esto con fundamento en la Ley 14/2006, sobre técnicas de reproducción humana asistida, que, aunque reconoce como método de reproducción asistida la subrogación, establece en su artículo 10 la nulidad de estos contratos de gestación determinando la filiación por el parto, es decir, que se considerará madre a la mujer que alumbre.

En el caso, la pareja eligió Tailandia como destino para que nacieran sus hijos. Según confilegal.com, los destinos más apreciados para efectuar este método de reproducción asistida son Tailandia, Ucrania, Georgia, México y Estados Unidos, variando las opciones en el precio ya que mientras en Tailandia puede costar 20,000 euros, en Estados Unidos la cifra puede ascender hasta 150,000.

Como parte del acuerdo, la madre subrogada firmó un contrato en el que prometió entregar a los menores a los tres días de nacidos y a otorgar al padre la custodia de ellos, renunciando a la patria potestad y dando por “finalizada” su maternidad.

Los cinco magistrados de la Audiencia Provincial de Barcelona concluyeron que este acuerdo es contrario al derecho vigente en España que dispone que esta renuncia sólo se puede hacer a las seis semanas del parto, declarando la nulidad de un acuerdo prenatal.

Declarado nulo el contrato, los magistrados concluyeron que la voluntad de la madre de entregar a los niños en adopción no quedó acreditada y, por tanto, no procede la adopción. Lo anterior porque la legislación que regula la adopción establece la necesidad del consentimiento de los padres biológicos del menor para entregarlo en adopción. Así, la adopción está regulada en el Código Civil, en la Ley de Jurisdicción Voluntaria y en la Ley de Enjuiciamiento Civil.

Para los magistrados si bien el interés superior del menor tiene consideración de primordial, este principio debe ser consistente con otros como el respeto a la dignidad e integridad moral de la mujer gestante. Así, no consta que la madre gestante tuviera la oportunidad de ser escuchada en un proceso contradictorio “con plenas garantías a sus derechos” y que su renuncia o consentimiento a la adopción se haya hecho con libertad y conocimiento de las consecuencias.

La trascendencia de la falta de este reconocimiento de filiación por parte de la pareja del padre biológico radica en que, por ejemplo, los niños no tienen derechos sucesorios por parte de la pareja o que, en caso de separación o divorcio, la pareja pierde todos sus derechos de convivencia con los niños pudiendo solicitar derechos de visitas por “relación de allegados”, como lo está intentando la ex pareja de Miguel Bosé, Nacho Palau, respecto de los hijos del cantante.

Sobre la subrogación de vientre, la semana pasada reportamos que las autoridades en Camboya pusieron en libertad a 32 mujeres que entraron en un contrato de subrogación de vientre, figura prohibida desde 2016 en ese país asiático, a cambio del compromiso de quedarse con los niños y no entregarlos.

Mas información confilegal.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net

0
0
0
s2smodern