0
0
0
s2smodern
Logo de facebook

El Tribunal Penal Colegiado de la provincia de Mendoza, en Argentina, dictó la primera condena penal en ese país por calumnias e injurias vía Facebook. Fue en un caso en el que una mujer publicaba mensajes en el muro del afectado, acusándolo de no pagar la pensión alimenticia de su hija.

Según la acusación, durante siete meses la mujer realizó publicaciones con una gran cantidad de comentarios dirigidos al hombre, a su actual esposa y a otros usuarios que se relacionan con ellos y que aparecen en sus perfiles como “amigos”. En cada uno de ellos, además de mencionar nombre y apellido de los querellantes, utilizó imágenes de ellos de manera que ambos están perfectamente identificados en cada una de las publicaciones, lo que lesiona su derecho al honor, a la intimidad y a la dignidad.

En las publicaciones se afirmaba que el hombre se negaba a pagar la pensión alimenticia de su hija, se le acusaba “de ocultar sus bienes a través de su familia y su esposa y de haber ejercido violencia de género contra ella, lo califica de rata, maltratador, misógino, violento, burro, mierda, inmoral, deshonesto, manipulador y corrupto”.

A la mujer la califica de “mantenida, que da servicio de gato de bar en bar, prostituta, figuretti, macaco, que se dejó marear por la plata", entre otros calificativos.

En su defensa, la imputada admitió que envió los mensajes, pero les negó relevancia. Sostuvo, por ejemplo, que el calificativo de “gato” no era ofensivo y “que incluso a ella misma le dicen ‘gatita’. Además, resaltó que “sabe por ejemplo que, hasta al ahora presidente de la nación, le dicen ‘gato’, y para ella no tiene nada de malo. Que solo es un animalito”.

La defensa alegó también que el contrato de Facebook, establece “normas claras sobre su uso y que ejercen un control de la red social respecto de que cualquier empleo indebido de la misma en cuanto a los términos” y, por ello, “si la red social no adopta ninguna medida sobre esas publicaciones es porque las mismas no son injuriantes u ofensivas”.

El Tribunal rechazó ese alegato destacando que Facebook es una compañía “…que ofrece servicios de redes sociales y medios sociales en línea”, y que “básicamente es una empresa comercial”.

“Por eso, las reglas de uso y control están dirigidas a verificar el uso indebido de la misma y de los productos asociados que ofrece Facebook Messenger, Facebook life y Facebook watch, desde un punto de vista económico. Es decir que primero privilegia la obtención de un lucro por encima de un verdadero compromiso social y relega a los que interactúan con esa plataforma, las personas”, resalta el fallo.

Por ello, el juez estimó que la política de uso de la red social, no suple ni desplaza al control que la Constitución Nacional argentina les otorga a los jueces de ese país para verificar si una conducta puede o no constituir un delito.

El Tribunal concluyó que “no hay justificación alguna para que la imputada, decidiera de manera absurda, inconcebible hasta la ridiculez, atacar y denostar a los querellados, generándole una multiplicidad de inconvenientes de todo tipo de naturaleza en todas las esferas de actuación social".

La mujer fue condenada a pagarle al matrimonio 268 dólares como indemnización por las injuria y la publicación de la sentencia por el lapso de 7 días.

Más información diariojudicial.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, concediendo crédito a miabogadoenlinea.net

0
0
0
s2smodern