Liberan a madres subrogadas camboyanas que aceptaron no entregar a los bebés

Vientre de mujer embarazada

Acusadas de tráfico de infante, este jueves, por razones humanitarias, las autoridades camboyanas dejaron salir de prisión a 32 mujeres que se han alquilado como madres subrogadas. Ellas han prometido que no entregarán a los bebés y se han comprometido a criarlos.

Desde 2016 la subrogación de vientre en Camboya es ilegal y se equipa con el delito de tráfico de personas. Pese a lo anterior, son muchos los nacionales de otros países, particularmente chinos, los que siguen buscando los servicios de las mujeres camboyanas como madres sustitutas.

En un operativo que ocurrió el pasado mes de junio, la policía arrestó a estas 32 mujeres y a otras cinco personas, uno de ellos de nacionalidad china, involucrados en este caso. Ellas arriesgaban una sanción de hasta 15 años de prisión, mientras que los intermediarios entre los contratantes y las mujeres arriesgan una sanción máxima de hasta seis meses de prisión.

Sobre el caso, un oficial de la policía que pidió anonimato dijo que las mujeres habían cometido un delito, pero no los bebés y que por razones humanitarias las dejaban en libertad. “Ellas han accedido a no vender a sus hijos y a criarlos”, aseguró.

Se desconoce, sin embargo, si las mujeres están relacionadas genéticamente con los bebés o no, pero es un tema que el gobierno no toma en consideración frente al problema de tráfico de niños. Así, en reciente entrevista para la BBC, la secretaria de estado del Ministerio de Interior de Camboya, Chou Bun Eng, dijo que el gobierno rechaza la noción de que el embrión en una mujer no sea suyo: “La mujer los cuida y alimenta por más de nueve meses antes de que el embrión se convierta en humano. ¿Entonces cómo puedes entregar al niño a alguien más?”.

En la subrogación de vientre se pueden presentar tres modalidades: Que la pareja contratante aporte el material genético (óvulo y espermatozoide) y que la otra mujer preste su vientre nueve meses para la gestación del hijo; Que la mujer que presta el vientre también aporte material genético (óvulo); Que el material genético sea aportado por otras personas diferentes a la pareja contratante, con lo que ya intervienen otras personas en el acuerdo.

La ministra agregó que la subrogación de vientre equivale a tráfico de personas porque los niños son vendidos como si fueran cosas.

En este caso, los progenitores contratantes poco pueden hacer para reclamar a los niños porque desde el inicio se involucraron en una actividad ilegal y cometieron un delito.

Los países del sureste asiático suelen ser elegidos para la contratación de vientres. Tailandia solía ser un paraíso en este aspecto ya no había control sobre el asunto. Sin embargo, en 2014 el tema cobró gran importancia después de que una pareja de australianos abandonara en Tailandia a su bebé nacido con Síndrome Down. El niño, conocido como el bebé Gammy, es criado por la madre subrogada, aunque entre ellos no hay vinculación genética.

Aunado a este caso, se presentó el de Mitsutoki Shigeta, un empresario japonés, que mediante esta técnica procreó en 2014 en Tailandia a 13 hijos. Fue hasta febrero de este año que la Corte Juvenil y Familiar de Bangkok, Tailandia, le concedió la patria potestad de los trece menores. De nueve de ellos, las madres subrogadas habían solicitado la patria potestad.

En México algunos estados, como Tabasco y la Ciudad de México permiten la subrogación de vientre, aunque es un tema que plantea varias cuestiones jurídicas muy importantes.

Recientemente la Suprema Corte de Justicia de la Nación concedió a un matrimonio de dos hombres a registrar a su hijo nacido mediante subrogación de vientre como hijo de ambos, sin necesidad de tramitar una adopción, aunque no entro al tema de la subrogación

Más información bbc.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net

Additional information