Argentina revive proyecto de ley para combatir a las barrabravas

Estadio Santiago Bernabeu

Como respuesta a los hechos de violencia en el futbol, específicamente en la final de la Copa Libertadores entre los equipos River Plate y Boca Juniors, el gobierno argentino presentó un proyecto de ley para combatir a los aficionados al futbol problemáticos, que se agrupan en las llamadas barrabravas.

La iniciativa se denomina “Régimen Penal y Contravencional para la Prevención y Represión de Delitos en Espectáculos Futbolísticos”, y busca a instrumentar un régimen penal especial en materia de espectáculos futbolísticos.

En su exposición de motivos, el ejecutivo hace hincapié en la necesidad de enfrentar la problemática de las barrabravas y la violencia en el futbol para “recuperar las condiciones de tranquilidad, orden y seguridad necesarias a fin de que la sociedad recobre el hábito de disfrutar de un deporte tan arraigado en la idiosincrasia del país”.

La iniciativa retoma varios proyectos de ley presentados por legisladores de diferentes bloques. Asimismo, se recupera una iniciativa que sobre el tema fue presentada al Poder Legislativo en agosto de 2016 y cuyo trámite caducó en febrero último, sin que se discutiera o aprobara.

La ley sería aplicable a todos los partidos de futbol tanto nacionales e internacionales, y también a los partidos amistosos. Asimismo, regula las prácticas, entrenamientos y traslados de concurrentes o protagonistas.

La iniciativa propone limitar la suspensión del juicio a prueba y establece como pena accesoria la inhabilitación para asistir a todo tipo de partidos de futbol. Adicionalmente propone establecer un lugar determinado para que las personas sancionadas permanezcan antes, durante y después del evento deportivo vinculado al equipo de futbol con el que se encuentre identificados.

Además, se prevé un agravante genérico de la pena para los delitos del Código Penal más comúnmente cometidos en el marco de un espectáculo futbolístico. También tipifica nuevas conductas como la venta de entradas no autorizadas o falsas, la facilitación de ingreso a los estadios sin contar con las entradas correspondientes, el cuidado de vehículos, el entorpecimiento del transporte, y el peligro de aglomeración o avalancha.

A su vez, establece la figura del "accionar de grupo" como la asociación o grupo de tres o más personas que habitualmente comete en estos eventos deportivos cualquiera de los delitos previstos en el texto.

El proyecto también establece multas a los equipos si alguno de los delitos previstos en la ley fuera cometido por sus dirigentes. “El régimen que se propone, se trata de una herramienta moderna y ágil, que permitirá mejorar el sistema de administración de justicia, y en definitiva, morigerar(moderar) sustancialmente la violencia en los espectáculos futbolísticos”, fundamenta el texto.

La final River-Boca se realizará el 9 de diciembre en el estadio Santiago Bernabéu, en Madrid, España, propiedad del Real Madrid Club de Fútbol.

La final estaba programada para jugarse el pasado 24 de noviembre, pero se suspendió después de que el autobús en que viajaba el Boca fue apedreado, lesionando a los jugadores Pablo Pérez y Gonzalo Lamardo. Después, el 25 de noviembre, nuevamente se intentó que se jugara el partido, pero tampoco se pudo por los desordenes que había alrededor del estadio.

La Conmebol (Confederación Sudamericana de Fútbol) decidió que el partido se jugara en España, pero el River ha rechazado formalmente la propuesta, “El fútbol argentino en su conjunto y la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) no pueden ni deben permitirse que un puñado de violentos impidan el desarrollo del Superclásico en nuestro país”, dicen.

Más información diariojudicial.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, concediendo crédito a miabogadoenlinea.net

Additional information