Corte de Qatar conmuta sentencia de pena de muerte por 10 años en homicidio de británica

Mazo judicial

El lunes de la semana pasada, la Corte de Apelaciones de Qatar conmutó la sentencia de pena de muerte al responsable del homicidio de una mujer, a 10 años de cárcel, lo que significa que el culpable podría salir libre en cinco años.

La víctima se llamaba Lauren Patterson, una joven británica de 24 años que trabajaba en Doha, capital de Qatar, en el colegio Newton British. En octubre de 2013, un ciudadano catarí de nombre Badr Hashim Khamis Abdallah Al Jabr la apuñaló y luego intentó quemar su cuerpo en el desierto. El cadáver quedó en tan mal estado que tuvo que ser identificada mediante pruebas de ADN.

En 2014 un tribunal de Doha encontró a Al-Jabr culpable del homicidio y lo sentenció a pena de muerte a ser ejecutada por un batallón de fusilamiento. La sentencia fue apelada y la Corte de Apelaciones ordenó la reposición del proceso que terminó con la misma sentencia.

En la apelación de esa segunda sentencia, la Corte de Apelaciones ha conmutado la sentencia a 10 años de prisión por lo que, tomando en cuenta el tiempo que Al-Jabr ha estado en prisión, podría salir libre en cinco años.

Se desconocen los pormenores del proceso, salvo que la defensa argumentó que Al-Jabr actuó en defensa propia, que cuando mató a Lauren sufría demencia temporal e incluso argumentaron que Lauren se suicidó.

A partir de que se dictó sentencia empezó a correr un plazo de dos semanas para la publicación de la sentencia por escrito y a partir de ahí se abre un plazo de 60 días para presentar una apelación.

Sobre la sentencia reducida, la madre de Lauren, Alison Patterson, ha dicho que planea apelar y que para ello cuenta con el apoyo del fiscal general de Qatar y la representación consular británica.

Si bien todavía no se conocen los detalles de la sentencia, Alison declaró que tenía entendido que la apelación se había abierto por algún tecnicismo en el que la defensa de Al-Jabr declaró no haber recibido la notificación a la audiencia de sentencia del proceso repuesto en 2017. Por ello manifestó gran sorpresa cuando la sentencia se redujo drásticamente a 10 años.

“Realmente creímos que se sostendría la sentencia original o se ordenaría una reposición”, declaró Alison al diario The National. “No había nada en mi mente que me hiciera pensar que reducirían la sentencia”.

Pese a que la pena de muerte en Qatar sigue vigente, ese país no ha ejecutado a persona alguna desde 2003. Por ello la madre de Lauren declara que pensaba que la sentencia podría ser conmutada, pero a cadena perpetua.

Respecto del homicidio de Lauren, el cómplice de Al-Jabr que lo ayudó a quemar el cuerpo, un hombre de nombre Mohamed Abdallah Hassan Abdul Aziz, fue procesado y sentenciado a tres años de prisión.

Más información thenational.ae

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito amiabogadoenlinea.net

Additional information