Imprimir
Categoría: El Derecho y la Actualidad
Visto: 1247
powered by social2s

Con la finalidad de proteger el producto y la denominación de origen en la expansión hacia nuevos mercados, la Gran Bretaña emitió leyes más estrictas respecto del whisky escocés.

Estas normas, que entraron en vigor el pasado lunes 23 de noviembre, previenen lo relativo al etiquetado del whisky que se vende como escocés, así como las normas de destilado y embotellado según el tipo de bebida que se trate.

De esta manera se aceptan a partir de ahora cinco categorías de la bebida escocesas entre las que se incluye la de una sola malta que solo podrá ser producido enteramente en Escocia, desde la destilación hasta el embotellado, a diferencia de los demás tipos o categorías que podrán ser embotellados en el extranjero, aunque siempre deberá ser madurada la bebida en Escocia.

El etiquetado es otro aspecto que regulan las nuevas leyes puesto que para que la bebida se venda como whisky escocés, ésta deberá mencionar la categoría de la bebida con la estricta prohibición de etiquetarlo con el término de Pure Malt (malta pura) y de mencionar a la destilería como marca o de nombrar una destilería si el proceso no se efectúo completamente en ese lugar, con lo que se pretende mantener informado al consumidor de lo que está adquiriendo y bebiendo.

En las nuevas leyes también se protegen las denominaciones de las cinco regiones tradicionales de producción que a saber son Highland, Lowland, Speyside, Islay y Campbeltown.

Medidas parecidas a estas se utilizan en México para proteger al Tequila, que es denominación de origen mexicano o al Champagne, de la región del mismo nombre en Francia.

Fuente BBC Mundo

 

www.miabogadoenlinea.net

 

powered by social2s