Primera imagen de Hobbs y Shaw

En octubre pasado, Neal Moritz productor de la serie de películas The Fast and the Furious, demandó a Universal alegando que el estudio se apartó de un acuerdo verbal que le otorgó la participación bruta de las primeras ganancias de la próxima escisión (spin off) de la franquicia, Hobbs y Shaw, protagonizada por Dwayne Johnson y Jason Statham.

Según la demanda, Moritz disfrutó de una compensación fija, bonificaciones, participación en el back-end y protección económica para las primeras ocho películas de la franquicia. Su último acuerdo escrito supuestamente le dio derecho a participar en secuelas o remakes.

Moritz dice que después de completar la fotografía en The Fate of the Furious, él y el guionista Chris Morgan idearon centrar una historia en la relación y la improbable alianza entre los personajes Luke Hobbs y Deckard Shaw y "cambiar la trama más hacia un policía amigo con aspectos de espionaje internacional".

Supuestamente comentaron la idea con la presidenta de Universal, Donna Langley, en la primavera de 2017.

Poco después, Universal cerró un trato con Dwayne Johnson y Jason Statham por los papeles principales en Hobbs y Shaw, y según la demanda,"…en ese momento o alrededor de ese momento, Moritz tuvo conversaciones con el presidente de Universal Pictures, Jimmy Horowitz, donde discutieron la participación de Moritz como productor. Y se comprometió verbalmente a que el contrato Moritz en Hobbs y Shaw volvería a considerar que se le daría una parte de los primeros ingresos que genere la película". Bajo ese acuerdo, Moritz obtuvo 2 millones de dólares en compensación fija contra una participación bruta del 6 por ciento, dictada por una fórmula específica.

Por ello, en una ampliación de demanda Moritz quiere agregar a James Horowitz como acusado, porque afirma que fue Horowitz quien le prometió la participación en los ingresos de la escisión.

La moción explica que Moritz no nombró inicialmente a Horowitz como un acusado individual porque las partes todavía estaban en negociaciones pero no fue posible llegar a un acuerdo.

El productor también afirma que, después de presentar su demanda, Universal tomó represalias contra él y lo retiró de The Fast and the Furious 9. Si el tribunal niega la moción, Moritz considera demandar a Horowitz por fraude promisorio en el Tribunal Superior del Condado de Los Ángeles. Moritz también le está pidiendo al juez de distrito de los Estados Unidos, regresar el caso a los tribunales estatales.

Por su parte, Universal ha solicitado al juez que el caso se resuelva con un arbitraje, como supuestamente se estipula en los acuerdos entre Moritz y Universal.

"Universal y Moritz firmaron al menos siete acuerdos escritos de producción durante ese período, cada uno de los cuales requiere que las disputas entre ellos que de alguna manera estén relacionadas con dichos acuerdos se resuelvan mediante arbitraje vinculante, y que cualquier duda sobre si una disputa es sujeto a arbitraje se decidirá por un árbitro en primera instancia

Una audiencia del caso está programada para el 17 de diciembre.

Más información hollywoodreporter.com/thr-esq

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, concediendo crédito a miabogadoenlinea.net