Imprimir
Categoría: El Derecho y la Actualidad
Visto: 764
powered by social2s

En 1996, cuando Rusia accedió al Consejo de Europa, se declaró una moratoria en su código penal respecto de la aplicación de la pena de muerte y desde ese año, pese a que la sanción está prevista en el ordenamiento legal penal, se trata de letra muerta porque los jueces no están facultados para imponerla.

La moratoria se impuso como parte de una serie de obligaciones que Rusia se comprometió a acatar para formar parte del Consejo de Europa.
El Tribunal Supremo introdujo ante la Corte Constitucional una controversia para levantar la moratoria el 1° de enero de 2010, fecha en que entran en funciones los jurados populares en los diferentes estados del país.

La Corte Constitucional, con sede en San Petersburgo, falló el pasado 19 de noviembre a favor de la extensión de la moratoria por lo que  a pesar de que dos tercios de los rusos están a favor de la pena de muerte, ésta seguirá siendo una sanción que no podrá ser impuesta por los jueces.

Quienes se oponen a la pena capital lo hacen principalmente por temor de que los jueces se equivoquen al imponer la sanción, lo cual puede significar también un reflejo de la imagen que los ciudadanos tienen de su sistema judicial.

Fuente BBC Mundo

 

 

www.miabogadoenlinea.net

 

powered by social2s