Retiran en Irlanda a bebé de un día de nacido de la guarda de su madre

Mazo y birrete

El Tribunal Superior de Irlanda revisara la próxima semana el caso presentado respecto del retiro de la guarda de un bebé de un día de nacido a su madre en la maternidad donde nació.

Se trata de un caso en el que la Agencia de la Infancia y la Familia solicitó a un Juzgado de Distrito una orden para retirar al bebé del cuidado de la madre bajo el supuesto de los trabajadores sociales de que el menor se encontraba en “riesgo inmediato y grave”.

La madre y padre del bebé tienen otros hijos todos los que han sido sujetos a cuidados de la Agencia debido a denuncias de violencia del padre hacia la madre, negligencia en su cuidado, estilo de vida caótico, “fuerte espiritualidad” de la madre y su renuencia a tratar con los trabajadores sociales.

Al emitir la orden de retiro temporal de la guarda del bebé, el juzgado permitió uso de fuerza sólo si se hacía necesario.

Cuando los trabajadores sociales acudieron al hospital por el bebé, la madre se negó a entregarlo, sosteniendo al niño en un brazo y la Biblia en otro-según declaraciones de una policía- por lo que tres mujeres de las fuerzas de seguridad, gardaí, más dos trabajadoras sociales intervinieron para llevarse al bebé.

El caso del bebé fue revisado esta semana ante el juez Seamus Noonan, con los dos padres presentes en el tribunal y el representante del menor nombrado por el tribunal.

Como la orden judicial emitida respecto de la guarda del bebé tiene vigencia hasta el próximo 30 de noviembre, la abogada Aoife McNickle, representante de la Agencia de la infancia y Familia de Irlanda, pidió que se les concediera el mayor tiempo posible para resolver lo relativo a la guarda y custodia del niño. De esta forma el juez remitió el caso al Tribunal Superior para ser escuchado la próxima semana.

Por su parte, los padres del niño, con la anuencia del juez, presentaron nuevos argumentos en su caso, señalando que la Agencia había violentado los derechos de la madre consagrados en la Carta Europea de Derechos Humanos, particularmente el Artículo 8 sobre la vida privada y familiar, al haberle quitado a su hijo en la maternidad, mediante un procedimiento que dicen que no fue transparente.

Los abogados de los padres también señalaron que al emitir la orden de cuidado temporal del niño, el juez de distrito prejuzgó el asunto sin habérsele presentado evidencia clara respecto del supuesto riesgo inmediato y grave del niño desde el momento de su nacimiento a la celebración de la audiencia.

Además, declaran que el juez de distrito no consideró adecuadamente todas las opciones posibles en el mejor interés del bebé.

La madre ha pedido que le regresen a su hijo para poder amamantarlo y crear el vínculo emocional entre madre e hijo.

Sin duda un caso difícil en el que se deberán ponderar todos los antecedentes y factores para decidir sobre el futuro de este niño.

Más información irishtimes.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net

Additional information