0
0
0
s2smodern
Palacio de gobierno Christiansborg

Desde la semana pasada está de regreso en Dinamarca Britta Nielsen, una mujer de 64 años acusada de haber defraudado al gobierno unos 17 millones de dólares, el mayor fraude cometido en contra del estado danés.

Britta Nielsen trabajó durante 20 años en el Consejo Nacional de Salud y Bienestar de Dinamarca, un organismo que se encarga de canalizar recursos a la población más vulnerable, incluidas las personas que no tienen casa.

Nielsen, quien todo indica que tuvo acceso privilegiado al sistema informático del organismo, desvió los recursos hacia cuentas personales durante 16 años, totalizando 111 millones de coronas danesas, equivalentes a unos US$17 millones Según evidencia preliminar, realizó durante ese lapso por lo menos 274 transferencias bancarias.

Poco antes de que se diera a conocer en Dinamarca la noticia del desfalco, Britta Nielsen desapareció, pero gracias a la cooperación entre la oficina de delitos económicos graves de Dinamarca y organismos internacionales, pudo ser detenida el 5 de noviembre en Johannesburgo, Sudáfrica, país en el que su familia tiene algunas propiedades.

Una vez detenida, fue presentada ante el juzgado de menor cuantía de Randburg, en Johannesburgo, y de ahí fue trasladad a la prisión de Pretoria.

Como Nielsen no se opuso a su traslado a Dinamarca, el 9 de noviembre ella y un hombre que también fue detenido en relación con el caso, llegaron al aeropuerto de Copenhague el 9 de noviembre desde donde fueron trasladados a la estación de policía de Teglholmen, para luego ser presentados ante el tribunal de Frederiksberg en donde se definirá su situación legal.

Por el monto de lo defraudado, los años que duró la operación y el tiempo en que se tardó en ser descubierta, el caso de Britta Nielsen es importante para la historia del proceso penal en Dinamarca.

Más información cphpost.dk / washingtonpost.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net

0
0
0
s2smodern