Johns Hopkins suspende visitas de científicos por temor de robo de propiedad intelectual

Microscopio

La Escuela de Medicina de la Universidad Johns Hopkins, localizada en Baltimore, Maryland, Estados Unidos, ha suspendido el programa de científicos visitantes como respuesta a la investigación de su gobierno sobre investigadores compartiendo información con gobiernos extranjeros, particularmente China.

“Con efectos inmediatos, la Escuela de Medicina Johns Hopkins está suspendiendo temporalmente el nombramiento de científicos visitantes debido a preocupaciones de los Institutos Nacionales de salud (NIH) sobre amenazas a la investigación biomédica y la pérdida de propiedad intelectual”, se lee en un correo enviado del Hospital Johns Hopkins al Departamento de Neurología y que fue hecho del conocimiento del diario South China Morning Post.

“Por lo tanto, Johns Hopkins no estará recibiendo a ningún científico visitante (aparte de los que ya están aquí), hasta que los NIH sientan que hay seguridad para permitir a nacionales extranjeros su involucramiento en investigaciones financiadas por el gobierno”, se dispone en el mencionado correo.

Si bien se trata de una medida que afecta a científicos de varias nacionalidades, el programa chino Thousand Talents Plan ha declarado que el objetivo es investigar primordialmente a los científicos chinos.

Thousand Talents Plan es una iniciativa lanzada en Pekín en 2008 para aprovechar el talento de científicos chinos educados o empleados en el extranjero. Hasta la fecha el programa ha llevado de regreso a China a más de 7,000 investigadores, la mayoría procedentes de los Estados Unidos, ofreciéndoles lucrativos puestos y sustanciales becas de investigación.

Una unidad de inteligencia de los Estados Unidos definió el objetivo del programa como “facilitar la transferencia legal e ilícita de tecnología de los Estados Unidos, propiedad intelectual y know-how” a China.

La investigación sobre la transferencia ilegal de propiedad intelectual de investigaciones biomédicas comenzó en agosto pasado cuando el director de los NHI, Francis Collins, envió cartas a 10,000 instituciones urgiéndolos a investigar si los becarios estaban compartiendo información con gobiernos extranjeros.

“La solidez de la empresa de investigación biomédica está bajo constante amenaza por riesgos de seguridad de la propiedad intelectual”, declaró Francis Collins ante un panel del Senado de los Estados Unidos. “Pero a través de conversaciones con fuerzas del orden público – o simplemente leyendo la prensa- podemos ver que la magnitud del riesgo se está incrementado”.

Sobre la decisión de la Universidad Johns Hopkins, un investigador chino basado en los Estados Unidos declaró de forma anónima que “el incidente afectará a hasta 1,000 científicos si la suspensión dura un año, con muchos de ellos provenientes de China”.

“Es necesario proteger la propiedad intelectual, pero la suspensión no ayuda a la investigación científica que necesita de la colaboración internacional”, concluyó este científico que no dio su nombre por temor de ver comprometida su carrera en los Estados Unidos.

Más información scmp.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net

Additional information