Corte de apelaciones sueca revisa sentencia que puso en duda eficiencia del sistema judicial

Mazo y birrete

Después de que un tribunal sueco absolviera a un hombre de haber golpeado a su esposa sobre razonamientos del tipo “no es extraño que una mujer acuse falsamente haber sido agredida” para obtener un departamento, o que el hombre “parece de buena familia” en contraste con su esposa, podría ser una decisión revertida en la apelación.

La sentencia fue dictada en marzo de este año por la Corte de Distrito de Solna y se trató de una decisión que puso a debate el sistema judicial sueco. Lo anterior porque el razonamiento expuesto fue el de dos jueces civiles en oposición a la opinión de la juez profesional y de otro juez civil.

En Suecia, el número de jueces civiles en cada corte varía. Estos jueces, que tienen las mismas responsabilidades que un juez profesional, son nombrados por las municipalidades que forman parte del distrito judicial. Supuestamente no se trata de puestos políticos, aunque son nombrados por partidos políticos y muchos de ellos, como en este caso, son militantes del partido. Duran en el cargo cuatro años.

Tras haberse dado a conocer la sentencia absolutoria y generado el debate sobre la misma, los dos jueces civiles fueron expulsados del Parido Centro, el que los nombró, y una fue suspendida de su cargo como juez, decisión que está apelando. El otro juez civil renunció al cargo.

Ambos jueces rechazaron las críticas e incluso uno sugirió que lo que discutieron no fue lo que la juez profesional escribió en la sentencia. A lo anterior, la juez declaró que escribió “lo que percibió que habían establecido como el fundamento de sus conclusiones”.

Esta penosa situación fue investigada por el ombudsman parlamentario, justitieombudsmannen, quien no encontró que el veredicto se hubiera basado en razones no comunicadas, pero llamó la atención de la juez profesional por no haber escrito la sentencia con la asistencia de los jueces civiles, una practica que no es común en el sistema judicial de Suecia.

La sentencia fue apelada ante la Corte de Apelaciones de Svea, la que no ha emitido aún su veredicto, aunque Thelocal.se apuesta a que revertirá la sentencia inicial. El razonamiento se fundamenta en el hecho de que, según fuentes del medio, el tribunal ordenó una evaluación psicológica al acusado y esas evaluaciones solo se ordenan cuando el imputado se declara culpable o hay evidencia convincente sobre su culpabilidad.

La decisión de la apelación será dada a conocer una vez que se tengan los resultados de la evaluación psicológica.

“Ambas, la demandante y yo, vemos positivo que la corte de apelaciones haya realizado una evaluación diferente que la corte de distrito”, declaró a medios locales Amana Ayob Landin, abogada de la esposa.

Más información thelocal.se

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net

Additional information