Sancionan a juez japonés por mensaje escrito en Twitter

Logo de Twitter

El pasado miércoles, la Suprema Corte de Japón concluyó un proceso bungen-saiban emitiendo una advertencia admonitoria a un juez por un mensaje que escribió en su cuenta personal de Twitter, “humillando” al demandante y lesionando la confianza pública en la imparcialidad judicial.

Fue el Tribunal Superior de Tokio el que pidió el inicio del proceso bungen-saiban que es el proceso en el cual se decide si un juez debe ser sancionado o disciplinado. Las sanciones son la advertencia admonitoria o la imposición de una multa por hasta 10,000 yenes, equivalentes a unos US$89. Este es el primer proceso bungen-saiban que impone una medida disciplinaria por lo escrito en redes sociales.

El sancionado es el juez de 52 años Kiichi Okaguchi quien el pasado mes de mayo escribió un mensaje en Twitter criticando al propietario original de un perro por la demanda que presentó en contra de quien recogió al animal, pidiendo recuperar la propiedad después de haberlo abandonado.

Si bien el juez Okaguchi no formaba parte del tribunal que revisaba esta demanda, la Suprema Corte consideró que el tuit “fue más allá de los límites tolerables de la libertad de expresión” porque “dio pie a sospecha entre los habitantes de que los jueces tienen prejuicios basados en información y entendimiento superficial y unilateral”.

Para el máximo tribunal japonés, el que el juez Okaguchi hubiera concluido unilateralmente que el propietario original era ridículo por haber presentado la demanda es condenable porque todos los ciudadanos tienen el derecho de presentar demandas.

De los 15 magistrados que conforman la Suprema Corte de Japón, el bungen-saiban fue revisado por 14 quienes decidieron de forma unánime la sanción. El magistrado Saburo Tokura se recusó de conocer el caso porque, como presidente del Tribunal Superior de Tokio, emitió una advertencia a Okaguchi por su tuit.

Para el juez Okaguchi la conclusión de la Suprema Corte es un atentado a su libertad de expresión, un asunto que fue ventilado por el máximo tribunal que concluyó que, aunque los jueces también están protegidos, el mensaje en cuestión “se desvió de los límites tolerables para los jueces”.

Por sus mensajes en redes sociales, el juez Okaguchi ya había sido sancionado en 2016 por haber compartido la imagen de un hombre con el torso desnudo y en 2015 por haber comentado sobre un incidente en el que falleció una mujer.

La decisión de la Suprema Corte ha dado de que hablar a los jueces japoneses con opiniones divididas, pues hay quienes consideran que el juez Okaguchi fue el blanco elegido para hacer llegar el mensaje a los demás juzgadores mientras que otros sostienen que en todas las profesiones hay códigos de ética que deben ser observados.

Más información asahi.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net

Additional information