Logo de la base de datos Aadhaar

Este miércoles, un panel de cinco magistrados de la Suprema Corte de la India sostuvo, en su mayor parte, la constitucionalidad de Aadhaar el sistema de identificación biométrica más grande del mundo con 1,171 millones de registros.

Esta base de datos fue recurrida por un grupo de personas representadas por el abogado Prashant Bhushan lo que llevo a la discusión de si en la India existe el derecho a la vida privada. Una pregunta a la que en agosto de 2017 el panel de nueve magistrados respondió que sí se protege en la India el derecho a la vida privada.

Aadhaar es un número único de identidad para todos los residentes de la India que se basa en los datos biométricos y demográficos de la persona. Los datos (imagen de la persona, las huellas de sus diez dedos y un escaneo de la retina) son recolectados por la Autoridad de la India para la Identificación Única (UIDAI, Unique Identification Authority of India).

Para los demandantes, la existencia de Aadhaar es violatoria de su derecho a la vida privada. Para el gobierno, reconocer el derecho inalienable a la vida privada obstaculizaría su trabajo a favor del desarrollo del país al limitar sus medios de acción.

En el veredicto del año pasado, la Suprema Corte dejó pendiente por resolver cómo afectaba esta decisión a Aadharr, revisando la constitucionalidad de la ley que le da origen, además de los relativo a su uso obligatorio para transacciones financieras y el pago de impuestos.

Al respecto, esta semana cuatro de los cinco magistrados concluyeron que la ley que crea la base de datos está conforme con la Constitución salvo en lo que se refiere a la Sección 57 que permite el acceso de personas privadas a la base de datos. Así, el gobierno y sus dependencias pueden seguir usando el número único de identidad para cumplir sus finalidades, lo que confirma la validez de la vinculación entre el número de identificación y el sistema de recaudación de impuestos.

El veredicto implica que las empresas proveedoras de servicios de telefonía que han vinculado el número de teléfono con la información de Aadhaar, deben eliminar esos datos, así como los bancos pues no es necesario vincular cuentas bancarias con el número de identificación. Las escuelas e instituciones de educación también se ven afectadas pues ya no pueden exigir el número de identificación como requisito de inscripción.

De la opinión general disintió el magistrado D.Y. Chandrachud para quien el que el gobierno use el número único para otorgar subsidios es inconstitucional, señalando, además que la UIDAI no es responsable por la filtración de información de la base de datos, lo que pone en riesgo el derecho a la privacidad de los habitantes de la India. De igual forma concluyó que la ley no proporciona ningún mecanismo de reparación de agravios ni reguladores o autoridad de monitoreo independiente.

La mayoría de la Suprema Corte concluyó también que los metadatos solo pueden ser almacenados durante seis meses y no cinco años como dispone la ley.

Se trata de una decisión que ha generado numerosas reacciones, particularmente de parte de quienes defienden un derecho absoluto a la vida privada.

Más información thehindu.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net