Frutas y verduras

En el estado de California, el gobernador Jerry Brown firmó una ley aprobada por el Congreso que exige que cada institución de salud y prisión en el estado ofrezca a pacientes e internos opciones de alimentación basadas en plantas que no contengan productos ni subproductos de origen animal.

Se trata de un importante avance que reconoce que hay quienes optan por una alimentación basada en plantas y que no pone a discusión el tema de las proteínas, reconociendo que no solo los productos de origen animal como huevo, lácteos, pescado o carne son fuente de proteínas.

La iniciativa de ley conocida como SB 1138 fue impulsada por la senadora Nancy Skinner, quien estuvo apoyada por las organizaciones Physicians Committee for Responsible Medicine y Social Compassion in Legislation.

“Ya sea para proteger a los animales, nuestro clima o nuestra salud, aquellos de nosotros que elegimos una dieta vegana podemos celebrar hoy la firma por el gobernador Brown de la SB 1138”, declaró la senadora Skinner. “SB 1138 asegura que las personas en los hospitales, centros médicos o prisiones tengan acceso a comidas basadas en plantas”.

Por su parte, Judie Mancuso, presidente y fundadora de la organización Social Compassion in Legislation, dijo que “las comidas basadas en plantas son la clave para mejores resultados de salud, luchar contra el cambio climático y para la reducción del número de animales en la producción alimentaria”.

La importancia de una dieta basada en plantas para la salud ha sido promovida por varias instancias, entre ellas la Asociación Americana de Medicina que en junio de 2017 presentó un documento titulado Opciones saludables en hospitales que hace un llamado a todos los hospitales de los Estados Unidos a mejorar la salud de los pacientes, empleados y visitantes al proporcionar opciones alimentarias basadas en plantas. El Colegio Americano de Cardiólogos hizo la misma recomendación mediante un documento llamado Plantando la semilla: Recomendaciones de alimentos saludables para el corazón en los hospitales.

Sobre la nueva ley, el presidente y fundador de Physicians Committee for Responsible Medicine, Neal Barnard, dijo lo siguiente: “Gracias a la senadora Skinner y al gobernador Brown por haber pasado esta ley histórica que proporcionará opciones basadas en plantes a pacientes hospitalarios que buscan combatir enfermedades cardíacas, diabetes y obesidad o que simplemente quieren alimentos más sanos.”

Además de que ofrecer este tipo de alimentación es más saludable para que los pacientes recuperen la salud, los hospitales pueden ver ahorros en sus presupuestos. Así, el Sistema de Salud de San José en el condado de Sonoma, California, reportó que “las comidas vegetarianas cuestan un 50 por ciento menos que las de carne”, por lo que el hospital proyecta un ahorro de US$5,000 auales al servir más comidas que no contengan productos de origen animal.

En México también necesitamos que se ofrezcan estas opciones, más aún con las campañas públicas de salud para la prevención de la obesidad y diabetes.

Más información pcrm.org

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net