Netflix dice que no es un proveedor de servicios de video

Logo de Netflix

En el juicio promovido por la ciudad de Creve Coeur, Missouri, Estados Unidos, en contra de Netflix, que se niega a pagar un impuesto por ser proveedor de servicios de video, ha manifestado al tribunal que a ellos no corresponde esa clasificación.

En 2007 Missouri aprobó una legislación sobre proveedores de servicios de video (Video Services Providers Act), que permitía a los municipios y condados del estado cobrar impuestos a los proveedores de servicios de video. Desde entonces, los operadores de cable en la región han obtenido la autorización del servicio de video y han pagado el impuesto.

Pero servicios de transmisión por suscripción o streaming como Netflix y Hulu no están pagando estas tarifas, lo que, según la demanda, "priva a los municipios de Missouri de los ingresos que tanto necesitan". La tarifa establecida en la ordenanza de la ciudad es el equivalente al 5% de los ingresos brutos de cada compañía.

Creve Coeur inició el juicio para que el tribunal declare que Netflix y Hulu se dedican a la prestación de servicios de video en el sentido de la ley de 2007, y si las dos compañías se niegan a pagar, se impida que Netflix y Hulu realicen negocios en Missouri.

En el proceso, Netflix ha presentado un escrito ante un tribunal federal señalando que "Netflix no es un proveedor de servicios de video porque no brinda servicios de video", por lo que ahora se deberá definir que es un “servicio de video”

Conforme a la legislación de 2007, el "servicio de video" se define como "la provisión de programación de video proporcionada a través de instalaciones alámbricas ubicadas al menos en parte en el derecho de paso público sin tener en cuenta la tecnología de entrega".

"Netflix no proporciona programación de video", argumenta el gigante de transmisión. "Pero incluso si se considera que Netflix proporciona programación de video, dicha programación está específicamente excluida de la definición de servicio de video cuando se proporciona a través de Internet pública. La definición de servicio de video de la legislación y la ordenanza de Creve Coeur establecen que 'no incluye ... cualquier programación de video proporcionada únicamente como parte de un servicio que permite a los usuarios acceder a contenido, información, correo electrónico u otros servicios ofrecidos a través de Internet público.’ Esta exclusión describe el servicio de transmisión de Netflix exactamente”.

Creve Coeur afirma lo contrario, pero Netflix argumenta que la exclusión tenía un propósito: imponer un conjunto de regulaciones y tarifas a los proveedores de servicios de cable, no servicios basados en Internet como el streaming.

Netflix presenta a su favor una decisión tomada por un tribunal de Kentucky en 2016, que al revisar una disputa semejante, llegó a la conclusión de que los legisladores de su estado no podrían haber sometido cada posible nuevo desarrollo tecnológico en el campo de la transmisión de contenido a la tributación. El juez en ese caso escribió: "[No] es razonable concluir que el servicio de transmisión de Netflix generalmente se considera comparable a los servicios tradicionales de televisión por cable y transmisión tradicional de televisión: no podrían ser más diferentes".

Caso como este pueden impulsar a los gobiernos a actualizar su legislación para obtener nuevos ingresos tributarios a medida que cambian los hábitos de consumo.

Más información hollywoodreporter.com/thr-esq/

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, concediendo crédito a miabogadoenlinea.net 

Additional information