Misha Dafonseca, escritora belga, tuvo la genialidad de escribir un Best Seller llamado Misha: Memoria de los años del Holocausto, libro que fue publicado por primera vez en 1997. Fue traducido a 18 idiomas y su versión en francés fue llevada al cine.

 

En la historia Misha cuenta de su vida durante los años del régimen Nazi, del cual escapó gracias a una manada de lobos para después tener que matar a un soldado alemán para sobrevivir, mientras recorría medio continente Europeo para encontrar a sus padres.

Lo que nunca aclaró, sino hasta principios de este año, es que no se trataba de una autobiografía, como lo hizo creer desde la venta y publicación del libro, sino que era todo producto de su febril imaginación de escritora. Incluso reconoció que ni siquiera es judía como lo había declarado, sino católica. Es más, se dice que su padre trabajó algún tiempo con la GESTAPO.

 

Y ya que salió a relucir la verdad, la editora en Estados Unidos, Jane Daniels la demandó para que le regresara los $23.4 millones de dólares que le pagó en 2001, después de un juicio que se sostuvieron en aquel país cuando un juez condenó a la editora a pagar esa cantidad. En ese juicio Misha demandó a Daniels porque no le había pagado las regalías por la venta del libro, aunque Daniels alega ahora que el jurado la condenó a pagar los 23 millones de dólares no por el incumplimiento de contrato en cuanto al pago de regalías sino porque el jurado se sintió apenado por la trágica historia de la autora ya que suponían, como todo el mundo, que era real.

 

El caso está ante la Suprema Corte de Middlesex, Inglaterra. Dafonseca, de 71 años, solicitó a la Corte que desechara la demanda sobre la base de prescripción por tiempo, pero por estos días se tendrá que resolver el asunto. 

Mientras esperamos la sentencia habrá que leer el libro. Así si a Misha la declaran culpable, debido al escándalo habrá vendido más copias y tendrá con que pagar. 

 

Fuente Boston News

 

www.miabogadoenlinea.net