Taza sobre periódico que dice Opinion

Todo parece indicar que la promesa de reformar las severas leyes vigentes en Etiopía mediante las que se han condenado a activistas de derechos humanos y a periodistas ejerciendo censura en el país africano, se hará realidad.

El gobierno del primer ministro Abiy no solo ha liberado en este año a miles de personas que con fundamento en estas leyes habían sido encarcelados, sino que se comprometió a la revisión de las leyes, particularmente la de Sociedades y Organizaciones Benéficas y la controvertida Ley Antiterrorismo de 2009 con fundamento en la cual periodistas y blogueros han sido detenidos.

En relación con esa promesa, el pasado mes de julio el procurador general creó un consejo de 13 miembros que, además de revisar estas leyes, analizará otros temas importantes como la independencia del poder judicial.

La semana pasada, el consejo asesor, que es dirigido por el profesor Tilahun Teshome, un reconocido jurista, sostuvo la primera sesión de consultas públicas.

El consejo ha creado diferentes grupos de trabajo para analizar los diferentes temas, entre ellos las mencionadas leyes, y proponer reformas. Los activistas y periodistas que en el pasado fueron sentenciados con fundamento en las mismas han podido participar en estas mesas de trabajo y exponer sus puntos de vista.

Los análisis y consultas públicas podrían durar hasta tres meses a fin de presentar las iniciativas al inicio del próximo periodo de sesiones de la legislatura.

La Ley de Sociedades y Organizaciones Benéficas estipula una serie de condiciones por las que se ha llegado a criminalizar a las organizaciones extranjeras de derechos humanos y dificulta enormemente el trabajo y la independencia de las organizaciones nacionales con excesivas cargas burocráticas y vigilancia de la autoridad.

Por su parte, la Ley Antiterrorismo ha sido usada por el gobierno para arrestar, detener y procesar a periodistas y opositores políticos lo que hace casi imposible la crítica al gobierno.

Estas reformas son resultado de la política implementada por el primer ministro Abiy Ahmed Ali, en funciones desde el pasado mes de abril. Al tomar posesión, el político de 42 años prometió una reforma política, promover la unidad de Etiopía y acercarse al gobierno de Eritrea para alcanzar un acuerdo de paz sobre el conflicto fronterizo entre ambas naciones. Este acuerdo de paz se alcanzó el pasado mes de julio, poniendo fin a un conflicto de 20 años.

Más información allafrica.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net