Policía

Este lunes, el ministro del Interior del estado de Baviera, Alemania, Joachim Herrmann, anunció que la recientemente creada policía fronteriza presentó tan solo el mes pasado unas 1,750 acciones penales y civiles en el ejercicio de sus funciones.

Se trata de un cuerpo de policía creado por Baviera, estado al sur de Alemania que hace frontera con Liechtenstein, Austria y República Checa, con apoyo del gobierno federal y cuya finalidad es cuidar la frontera con Austria para impedir, fundamentalmente, el ingreso de inmigrantes que han quedado registrados en otros países.

En un puesto fronterizo en Freilassing, el ministro Herrmann, acompañado del ministro alemán del Interior, Horst Seehofer, anunció que la patrulla fronteriza, cuya creación causó mucha polémica, ha detenido a más de 500 personas requeridas por las autoridades y ha evitado alrededor de 220 ingresos ilegales, incluidos casos de tráfico de personas.

Esta patrulla fronteriza, que con permiso del gobierno federal puede hacer controles en la frontera, pero que no puede actuar unilateralmente, inició patrullajes el pasado 18 de julio.

Por ejercer estos controles que prácticamente han cerrado la frontera alemana al libre tránsito de personas, la creación de la policía fronteriza ha sido muy cuestionado. Por ello, el ministro bávaro ha dado a conocer estas cifras mencionando que la seguridad de las fronteras de la Unión Europea es muy importante y que se espera que la patrulla crezca para 2023 de 500 policías a 1,000, sugiriendo que se trata de una fuerza creada para permanecer.

Aunado a lo anterior, este mes abrió también en Baviera el primer centro Ancla para procesar a los migrantes que llegan desde Austria y cuya finalidad es que en un solo lugar se complete el proceso de solicitud de asilo. Los críticos advierten que este tipo de centros podrían ser lugares de creación de guetos que aíslen a los migrantes en lugar de permitir su asimilación.

Finalmente, el ministro Herrmann se mostró optimista respecto de las negociaciones que el gobierno federal alemán está llevando a cabo con Italia para que en un plazo máximo de 48 horas puedan regresar a ese país los migrantes que intenten cruzar la frontera por Austria y que, conforme con el protocolo de Dublín hayan quedado registrado en Italia, país de primer ingreso.

Más información dw.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net