Hombre y mujer disgustados

Un tribunal de Lovaina, Bélgica, adjudicó la semana pasada una compensación de más de 13,000 euros a un hombre que por razón de género fue discriminado como solicitante de empleo en una tienda de ropa.

El hombre, que al igual que la tienda no pueden ser identificados por razones legales, fue representado por el Instituto de Igualdad de Mujeres y Hombres, IEFH por sus siglas en francés, tras haber presentado una queja por haber sido rechazado en el proceso de selección por ser hombre, sin haberse tomado en cuenta sus capacidades para desempeñar la función de gerente a la que aspiraba.

Durante el proceso, la tienda se defendió diciendo que habían encontrado a una mujer más capaz para desempeñar el trabajo, pero el correo electrónico que enviaron al aspirante muestra claramente la discriminación.

El tribunal falló a favor del hombre y adjudicó como compensación 13,289.84euros, cantidad que equivale a casi seis meses de salario que el quejoso hubiera recibido de haber obtenido el empleo.

Al respecto, Pauline Loeckx, una abogada del IEFH declaró a la BBC que en 2017 se presentaron unas 50 quejas de mujeres y 60 de hombres por discriminación durante la fase de reclutamiento para el trabajo. Explicó que con los hombres hay más discriminación durante el reclutamiento, “mientras que con las mujeres hay discriminación en cada etapa del trabajo: reclutamiento, niveles salariales y despido”.

La abogada Loeckx señaló que casi el 58 por ciento de las quejas presentadas el año pasado fueron presentadas por mujeres por discriminación en el trabajo y más de 150 de ellas fueron por asuntos relacionados con el embarazo.

De esta forma el IEFH recibió en 2017, 295 quejas por discriminación sexual, no solo en materia laboral sino también en la prestación de servicios.

Para la abogada, el caso de Lovaina ejemplifica que muchas veces la discriminación está basada en estereotipos. Así, los hombres son discriminados en trabajos como tiendas de ropa, estéticas y escuelas infantiles, mientras que las mujeres lo son en empresas de transporte, de construcción, de taxis y de cárnicos.

En el reporte anual del Instituto se menciona el caso de dos cadenas de cines que hicieron promoción de eventos solo para mujeres, en las que no se permitió el ingreso a los hombres que las acompañaban. Después de que se presentaron quejas al respecto, los cines permitieron el ingreso de los acompañantes, pero, argumentando una discriminación positiva, mantuvieron el nombre del evento como “solo para mujeres”.

Más información bbc.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net