Videocámara

Después de la publicación de un video en que guardias de una prisión en Rusia torturan a un reo, las autoridades iniciaron una investigación de la que ha resultado el despido de diecisiete guardias y el arresto de seis por abuso de autoridad.

El video fue filmado en 2017 y muestra la tortura que sufrió el interno Yevgeny Makarov en la prisión de la ciudad de Yaroslavl, a unos 250km al noroeste de Moscú.

Después de la publicación de estas imágenes a mediados de la semana pasada, se acusó a las autoridades penitenciarias de Yaroslavl de no haber abierto una investigación sobre el caso de tortura. A raíz de ello, diferentes instancias en el país empezaron a actuar.

Así, esta semana, autoridades de la prisión de la ciudad de Bryansk anunciaron la detención de un guardia de seguridad por sospechas de que mató a un interno mediante la tortura.

Por su parte, el Servicio Penitenciario Federal, FSIN, anunció este martes que establecerá juntas en todas sus oficinas regionales para investigar el uso de la fuerza física empleada por personal penitenciario en el pasado. “Si ha habido abuso de autoridad…las personas culpables enfrentarán estrictas medidas disciplinarias, incluido su posible despido”, se lee en el comunicado de prensa emitido por el FSIN.

Las ONG también han reaccionado al escándalo. Así, una vocera del Comité de Investigación de Rusia declaró que la oficina central de esta agencia llevará el caso sobre la tortura de Yevgeny Makarov en Yaroslavl.

La directora de Amnistía Internacional, AI, para Europa del este, Marie Struthers, advirtió que, ante la ausencia de un mecanismo nacional para prevenir y evitar la tortura, la investigación del caso de la prisión de Yaroslavl pueda ser “la excepción a la regla”-

“Seguimos muy preocupados por la seguridad de Yevgeny Makarov y los miles de otros detenidos en centros de pre-detención, colonias penales y estaciones de policía rusos, donde las acusaciones de tortura y otros actos crueles son extendidos y las investigaciones escasas”, añadió la directora de AI.

El 26 de junio de 1987 entró en vigor la Convención contra la Tortura y Otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes de las Naciones Unidas, documento que fue firmado por Rusia el 10 de diciembre de 1985.

El primer artículo de la Convención define tortura como “todo acto por el cual se inflija intencionadamente a una persona dolores o sufrimientos graves, ya sean físicos o mentales, con el fin de obtener de ella o de un tercero información o una confesión, de castigarla por un acto que haya cometido, o se sospeche que ha cometido, o de intimidar o coaccionar a esa persona o a otras, o por cualquier razón basada en cualquier tipo de discriminación, cuando dichos dolores o sufrimientos sean infligidos por un funcionario público u otra persona en el ejercicio de funciones públicas, a instigación suya, o con su consentimiento o aquiescencia. No se considerarán torturas los dolores o sufrimientos que sean consecuencia únicamente de sanciones legítimas, o que sean inherentes o incidentales a éstas.”

Más información moscowtimes.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net