Un tribunal iraquí falló en contra del diario británico The Guardian en un proceso en donde agentes de inteligencia iraquíes acusaban a la publicación de difamar al Primer Ministro Nuri al-Maliki, al sugerir un creciente autoritarismo del gobernante.

El diario británico anunció que apelará la sentencia que lo condena a pagar $86,800 dólares a al-Maliki como compensación por daños al avalar la acusación de difamación.

Sobre el veredicto no solo se ha pronunciado la publicación británica, sino también el ministro de relaciones exteriores de la Gran Bretaña, David Miliband, quien declaró que la libertad de prensa es fundamental para cualquier democracia.

Ejecutivos de The Guardian declararon que el artículo que se tachó como difamatorio citaba a tres oficiales iraquíes, cuyos nombres no se revelaron por protección, quienes coincidían en que el ministro empezaba a gestionar los asuntos del país con mano autoritaria. Y agregan en su defensa que el tribunal no tomó en cuenta al momento de emitir su veredicto la opinión de expertos del sindicato iraquí de periodistas que concluyeron que el artículo no era difamatorio.

Ya en agosto pasado habíamos reportado la discusión que privaba respecto de la censura en Irak al limitar la libertad de expresión.

The Guardian señala que en este caso el gobernante utiliza las leyes y tribunales de su país para censurar las críticas, lo cual, irónicamente, es una característica de los gobiernos autoritarios. 

Fuente El País

www.miabogadoenlinea.net

{loadposition xxx]