Rey Msawati III

El Tribunal Superior de Suazilandia será el encargado de resolver sobre la constitucionalidad de la decisión unilateral que el monarca Mswati III tomó el pasado mes de abril, con motivo de su 50 cumpleaños, de cambiar de nombre al país.

La decisión real está siendo recurrida por el Instituto por la Democracia y el Liderazgo, IDEAL, por sus siglas en inglés, pero como el rey no puede ser demandado directamente, se ha presentado en contra del fiscal general y del gabinete.

El abogado de IDEAL, especialista en Derechos Humanos, Thulani Maseko, declaró a los medios que el decreto real de cambiar de nombre al país contraviene los principios constitucionales porque el rey tomó la decisión sin antes realizar una consulta pública.

El abogado Maseko explicó que la acción ha sido fundada en la Sección 58(1) de la Constitución que establece que “Suazilandia será un estado democrático dedicado a los principios que empoderan y fomentan la participación activa de todos los ciudadanos en todos los niveles en su propio gobierno".

“El cambio de nombre tiene implicaciones constitucionales en tanto que el nombre está establecido en la Sección 1 y es mencionado, por lo menos, 200 veces en otras disposiciones de la Constitución”, explicó el abogado Maseko a los medios.

Pese a que la Constitución de Suazilandia dispone un sistema democrático, la realidad dista mucho de este ideal pues se trata de una monarquía absoluta en la que el rey Mswati III siempre tiene la última palabra.

Por ejemplo, cuando la Cámara de Representantes aprobó por dos terceras partes un voto de no confidencia al primer ministro, lo que implicaba su destitución, la decisión fue revertida por el rey.

De esta forma, el rey está por encima de las leyes y de la propia Constitución y tiene la capacidad de otorgar inmunidad penal y de decretar leyes. Así, pese a la labor legislativa del Congreso, si el rey no aprueba una ley, esta no inicia vigencia. Y cuando el rey decide que algo debe ser ley, simplemente firma el decreto. Esto sucedió el pasado mes de abril cuando prohibió el divorcio. En nuestra cultura, una vez que te casas no hay vuelta para atrás”, dijo el rey que tiene más de 14 esposas y contando.

Así, pese a la acción legal, lo más probable es que Suazilandia, uno de los países con mayor índice de pobreza, cambie su nombre a eSwatini, que significa “lugar de los suazis”, como lo anunció el monarca en el marco de los festejos por sus 50 años de vida. ¿La razón del cambio? Que no los sigan confundiendo con Suiza, una razón entendible toda vez que en inglés Suazilandia es Swaziland y Suiza, Switzerland. No deja de ser, sin embargo, el capricho de un monarca absoluto.

Más información allafrica.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net