Mapa de África central

En una sorpresiva decisión, el pasado viernes la Cámara de Apelaciones de la Corte Penal Internacional, CPI, revirtió las sentencias condenatorias en contra Jean-Pierre Bemba Gombo, quien fue vicepresidente de la República Democrática del Congo, por crímenes de guerra y crímenes de lesa humanidad.

Jean-Pierre Bemba fue sentenciado el 21 de marzo de 2016 a entre 16 y 18 años de prisión por haber utilizado a las milicias de su país para aterrorizar a la población civil, utilizando la violación como principal medio de coerción, siendo esta la primera vez que ante la CPI se presentó una acusación violación como arma de guerra. También fue la primera vez en que una persona fue hecha responsable por los delitos cometidos por sus subordinados.

En fase de apelación, la Cámara de Apelaciones, por mayoría de votos, decidió absolver el pasado 8 de junio a Bemba Gombo de los delitos de lesa humanidad y crímenes de guerra. Así, la juez Christine Van den Wijngaert, presidente la Cámara de Apelaciones, al leer un resumen de la decisión dijo que los jueces de primera instancia habían condenado a Bemba por delitos específicos fuera del alcance los cargos y que no habían tomado en cuenta que él había intentado detener la comisión de estos delitos una vez que conoció que se estaban efectuando por personal bajo su mando.

Si bien las cinco sentencias condenatorias fueron revertidas, Jean-Pierre Bemba seguirá bajo custodia hasta que la Sala de Primera Instancia decida al respecto. Lo anterior porque en marzo de 2017 se dictó una nueva sentencia por delitos en contra de la administración de justicia, entre ellos, los falsos testimonios de por lo menos 14 testigos presentados durante su proceso. Por estos delitos se le impuso un año de prisión y se le condenó al pago de una multa. Esta sentencia también fue recurrida y está pendiente de resolución.

El tiempo que seguirá en prisión, sin embargo, no será muy largo ya que las sentencias corren en paralelo lo que significa que no podía pasar más de 18 años en prisión, y se había tomado en cuenta el tiempo en que estuvo detenido desde 2008.

La decisión no puede ser apelada por lo que es final y ahora Jean-Pierre Bemba tiene ante sí la posibilidad de demandar de la CPI un resarcimiento de daños por el tiempo en que estuvo detenido. Será la misma Corte la que reciba, revise y decida la petición si Jean-Pierre Bemba decide presentarla.

Más información icc-cpi.int / bbc.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net