Carritos de supermercado

Un Tribunal Civil de Circuito de Irlanda concedió a una cliente de un supermercado una indemnización por daños de 10,000 euros tras haber sido señalada por personal de la tienda de haber robado una bolsa de papas.

Los hechos ocurrieron el 20 de marzo de 2017 cuando Lisa Moore, de 38 años y madre de tres hijos, fue a hacer la compra al supermercado Dunnes Stores. Cuando iba saliendo de la tienda, el guardia de seguridad, en voz alta, le pidió que regresara la bolsa de papas que llevaba y que no había pagado. Lisa Moore le respondió que no llevaba bolsa de papas, le mostró el recibo de su compra y regresó para que revisaran su mercancía. Personal de la tienda reconoció que no había ninguna bolsa de papas no pagada en su compra.

A esta madre, este episodio le ocasionó angustia por la vergüenza que pasó y porque el hecho dejó una mala impresión sobre su carácter ya que el episodio le fue mencionado dos meses después por una persona en una fiesta infantil.

Por haber sido difamada por el supermercado, Lisa Moore, con la asistencia del abogado Frank Crean, presentó la demanda en contra del supermercado.

En defensa del supermercado prestó testimonio el guardia de seguridad de Dunnes Stores, Mark Green, quien explicó que cuando no vio la bolsa de papas en el carrito de compra de Lisa, se disculpó diciendo que se había equivocado de cliente y que no le pidió ni que le mostrara su compra ni el recibo. “Solo quería retroceder. Yo quería salir de allí”, declaró el empleado.

Habiendo escuchado a ambas partes, el juez Terence O’Sullivan falló a favor de la cliente, señalando que el asistente de gerencia que le dijo a Mark Greene que Lisa llevaba una bolsa de papas sin pagar, no había prestado testimonio. Así, por haber difamado con sus actos a Lisa, el supermercado deberá compensarla con 10,000 euros y hacerse cargo, además, de los gastos judiciales.

Más información irishtimes.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net