El futuro de Skype estuvo en suspenso hasta el pasado 6 de noviembre en que se dio a conocer, previo a la apertura de los mercados, que las partes en conflicto llegaban a un acuerdo.

Las partes en conflicto eran los fundadores de Skype Niklas Zennstrom and Janus Friis, quienes demandaron a eBay, que había adquirido la empresa previamente, por supuestamente haber infringido la patente de la tecnología con la que opera Skype. Y en la demanda también había quedado involucrado el grupo que compró la mayoría de la empresa a eBay.

En la demanda, Zennstrom y Friis argumentaban que al vender a eBay la empresa de comunicación, no habían cedido los derechos de la tecnología bajo la que opera por lo que eBay no podía darla a conocer ni modificarla. Y la demanda llegó cuando se supo que se había vendido la mayor parte de la acciones.

En el acuerdo los fundadores obtienen un 14% de las acciones de la nueva Skype, mientras que eBay se queda con el 30% y el consorcio que compra con el 56%. Los fundadores además obtienen un lugar cada uno en el consejo directivo. A cambio de ello cederán los derechos de propiedad intelectual a la compañía.

Se espera que el acuerdo quede totalmente finalizado a finales de este año y que la empresa siga creciendo a partir de aquí.

 

Fuente The New York Times

 

www.miabogadoenlinea.net