Después de las controversias suscitadas en Francia y Gran Bretaña sobre la sanción a los usuarios de la red que realicen descargas ilegales, el Parlamento Europeo ratificó la posibilidad de que los países de la Unión puedan cortar la conexión a Internet sin intervención judicial a los usuarios que descarguen contenidos protegidos por los derechos de autor.

La Eurocámara aceptó incluir en las reformas la controvertida medida, otorgándo el derecho a los consumidores de que los cosrtes se realicen respetando el principio de presunción de inocencia y respetando la privacidad de datos y después de un procedimiento justo e imparcial que garantice el derecho a ser escuchado. Es decir, establece la posibilidad de que si bien se pueda realizar la desconexión sin orden judicial, el internauta pueda acudir ante un juez posteriormente para ser oido y vencido en juicio.
 

En Estados Unidos también se está promoviendo un acuerdo internacional para permitir a los propietarios de derechos de autor, perseguir a los proveedores de Internet que permitan a sus clientes el intercambio de archivos protegidos.

¿Se acerca el final del P2P y sitios como Rapidshare?

 

Fuente  El País

www.miabogadoenlinea.net