Imprimir
Niño con mochila corriendo por la carretera

La ministra de justicia de Japón, Yoko Kamikawa, anunció que pedirá al Consejo Legislativo que revise el Código Civil para elevar la edad máxima para que los niños puedan beneficiarse del sistema especial de adopciones.

Este sistema fue implementado en 1988 y aplica para los niños menores de 6 años que en sus hogares experimentan alguna situación difícil por la cual tienen que ser alejados de sus padres biológicos. Los niños son colocados en familias adoptivas y los padres biológicos pierden la patria potestad. Siendo mayores de seis años, los padres biológicos retienen siempre la patria potestad de sus hijos por lo cual no pueden ser entregados en adopción plena.

La ministra Kamikawa ha señalado que es “urgente” revisar este sistema y elevar esa edad máxima a 12 o incluso 15 años para dar oportunidad a que los niños puedan ser adoptados plenamente por otras familias.

Asimismo, se espera que se revise el procedimiento de adopción y que se limite la capacidad de los padres biológicos de retirar su consentimiento para la adopción de sus hijos antes de que se dicte sentencia.

Por estas razones legales, además de razones culturales que tienen que ver con conceptos de “sangre” y “linaje”, las adopciones de niños en Japón son escasas, pese a que el proceso de adopción de adultos sigue siendo una práctica muy generalizada. Así, de las 83,505 adopciones aprobadas en 2004, sólo 1,330, el 1.5 por ciento, fue de niños.

Pese a lo anterior, el Ministerio de Bienestar Social ha señalado que actualmente unos 45,000 niños, hasta la edad de 20 años, están siendo criados por personas diferentes a sus padres biológicos, lo que no necesariamente implica que hayan sido adoptados.

Si se modifica la edad máxima para ser adoptado, la cifra de adopciones de 495 en 2016 podría duplicarse para 2020.

Más información japantimes.co.jp

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net