Símbolos de salud

En Suiza, la fiscalía de Zúrich presentó cargos en contra de Ludwig Minelli, fundador de la organización sin fines de lucro que administra la clínica Dignitas que proporciona asistencia en materia de suicidio asistido a nacionales y extranjeros.

El nombre de la clínica Dignitas suena cada cierto tiempo en medios sociales por ser el recurso elegido por muchas personas para poner fin a sus vidas cuando no pueden hacerlo legalmente en sus países de origen. La opción del suicidio asistido fue considerada por el escritor británico Terry Pratchett después de haber sido diagnosticado con Alzheimer en 2009 y así lo difundió en un documental de la BBC llamado Terry Pratchett: Choosing to Die. Finalmente, el autor falleció en su residencia por causas naturales.

Recientemente se volvió a escuchar de esta clínica cuando el científico australiano de 104 David Goodall, estando en perfecto estado de salud, decidió terminar con su vida por las numerosas restricciones que a su independencia el gobierno australiano impuso.

Ahora vuelve a ser noticia por la imputación que se ha presentado en contra de su fundador y administrador por haber cobrado en exceso a tres ciudadanas alemanes por los servicios que la clínica ofrece.

Conforme con la ley suiza, se permite ofrecer servicios de suicidio asistido siempre que no se haga por motivos de beneficio propio. Contrariar esta disposición lleva aparejada una sanción de multa y hasta cinco años de prisión.

Pues bien, la fiscalía de Zúrich ha imputado a Minelli de haber cobrado en 2010 a una madre y a una hija, ambas de nacionalidad alemana, 10,000 francos suizos a cada una, cuando el costo para extranjeros era de entre 5,000 y 6,000 francos.

El tercer caso es el de otra mujer alemana de 80 años que estaba enferma pero no en estado terminal, de quien supuestamente Minelli se aprovechó en 2003 al haber consultado por lo menos cuatro médicos antes de encontrar uno dispuesto a firmar la documentación relativa al suicidio. En este caso la fiscalía dice que la mujer prometió una donación de 100,000 francos a Dignitas y que, habiendo otorgado poder especial a Minelli, le autorizó a transferir 46,000 francos a una cuenta de Dignitas tras su fallecimiento.

La fiscalía ha solicitado ante la Corte de Distrito de Zúrich que se sancione a Ludwig Minelli, quien ha negado todos los cargos en su contra, con una multa de 7,000 francos suizos, una sanción financiera suspendida de 65,000 francos y un periodo probatorio de dos años.

La imputación ha sido ocasión para que los políticos suizos hagan un llamado a transparentar la operación de este tipo de instituciones.

Conforme con The Local, el costo de los servicios para extranjeros en Dignitas es de unos 7,500 francos sin gastos funerarios ni administrativos. Para ciudadanos suizos el costo es de 4,000 francos, más los honorarios médicos.

Opera otra clínica llamada Exit, pero solo proporciona servicios a ciudadanos suizos y a residentes de largo tiempo, cobrándoles entre 1,100 y 3,700 francos según las condiciones y circunstancias específicas. Esta organización funciona con membresías de forma tal que una membresía de más de tres años equivale a un suicidio asistido libre de cargos.

Con esta noticia nuevamente se pone sobre la mesa del debate el tema del suicidio asistido en sus aspectos éticos, legales y sociales.

Más información thelocal.ch

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net