Sala judicial (Honduras)

Con el objetivo de dar más reconocimiento a los derechos de las víctimas de delitos violentos, el ministro de Justicia de los Países Bajos, Sander Dekker, anunció que los presuntos perpetradores del delito deberán comparecer a juicio y escuchar a sus acusadores.

Hasta este momento los indiciado o procesados por un delito violento tienen la facultad de decidir si se presentan o no en el proceso judicial que se les sigue.

“Es de la mayor importancia que se de a las víctimas no solo la oportunidad de hablar sino de que sean escuchadas. Los sospechosos deben ser confrontados con el dolor que han causado a las víctimas”, declaró al respecto el ministro Dekker.

Para este funcionario, el derecho de las víctimas ha sido ignorado durante mucho tiempo. Si bien desde 2005 tienen la posibilidad de prestar testimonio ante el tribunal, es necesario prestarles más apoyo lo que implica que puedan confrontar a sus presuntos victimarios.

“Durante mucho tiempo no hemos prestado atención a las víctimas. Un juicio era algo entre el gobierno y los perpetradores y estaba enraizado en la idea de que el perpetrador era sancionado por la ley y que eso ayudaría a la víctima. Pero no es suficiente”, declaró el ministro al diario neerlandés Volksrant.

Por esto, también plantea cambios en temas como compensación a las víctimas de delitos y mayor privacidad al evitar que sus nombres y domicilios sean datos contenidos en los procedimientos judiciales.

Si bien la medida de que los procesados comparezcan necesariamente en juicio es apoyada por la mayoría de los partidos políticos, abogados penalistas parecen oponerse a ella, como lo ha publicado Volksrant.

De esta forma, los abogados Bart Nooitgedagt y Peter Plasman declararon que se oponen a lo que consideran el “aumento de la emoción” en los tribunales, ya que formalmente un procesado es solo sospechoso hasta antes de que se dicte sentencia y las emociones pueden poner en peligro la neutralidad del proceso judicial.

La reforma constitucional en materia penal de 2008 en México reconoció con mayor amplitud los derechos penales de las víctimas. Como parte del proceso penal, en México se ha regulado lo que antes se llamaba careo, esto es, la confrontación entre la victima y su presunto victimario. Para otorgar mayor protección a las víctimas, ahora estas declaraciones suelen ser vía remota.

Más información dutchnews.nl

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net