Manos pagando dinero

La Agencia de Seguridad Social de Suecia, Försäkringskassan, ha ordenado a una mujer a que les regrese decenas de miles de euros que le han estado pagando por un seguro de enfermedad, al descubrir que la mujer trabaja en Noruega.

El organismo de gobierno ha reportado que entre junio de 2013 y septiembre de 2017 pagó a la mujer, que tiene más de 60 años, un seguro por enfermedad. Sin embargo, descubrieron que mientras ella cobraba una incapacidad laboral en Suecia, desde mayo de 2013 laboraba en Noruega.

Parte de la evidencia recabada por el Försäkringskassan incluye documentación de su centro de trabajo en Noruega en donde queda establecido que la forma en que se ha desempeñado arduamente es evidencia de que no tiene ninguna discapacidad para trabajar.

La agencia le concedió hasta el pasado Día de San Valentín como plazo para que regresara las 614,539 coronas que le han pagado indebidamente, equivalentes a unos 62,000 euros. De no haberlo hecho, el caso tendrá que ser resuelto ante los tribunales, probablemente penales, por el fraude cometido.

Suecia y Noruega comparten una frontera de más de 1,600 kilómetros de longitud, siendo la frontera más larga de la Unión Europea. Pese a que Noruega, a diferencia de Suecia, no es miembro de la Unión Europea, ambos países han logrado manejar eficientemente su frontera, con aduanas en que los vehículos con mercancías no están más de 10 minutos.

Este manejo eficiente de la frontera se atribuye tanto a las relaciones culturales de ambos países, que estuvieron unidos entre 1814 y 1905, así como a una serie de acuerdos legales entre los que se incluye el Acuerdo sobre el Espacio Económico Europeo mediante el cual Noruega, Liechtenstein e Islandia quedan vinculados con el comercio europeo.

En materia de seguridad social, Noruega ha adoptado directivas europeas en la materia así que las personas que cambian residencia de Noruega a Suecia, o viven en un país y trabajan en el otro, son candidatos en iguales circunstancias a los subsidios por desempleo o enfermedad.

En el caso de esta mujer, quizá las autoridades de ambos países han tardado en cruzar la información, pero lo interesante es que ya tienen los datos y por eso han descubierto el fraude en que incurrió. Ya veremos a qué tipo de acuerdo llega para regresar el dinero que le fue pagado de forma indebida.

Más información thelocal.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total con crédito a miabogadoenlinea.net