Urna de votación

David Rodríguez es un estudiante de Derecho de la Universidad de Ottawa que desde el pasado mes de noviembre está litigando en contra del gobierno federal por su derecho a que en las boletas electorales aparezca la opción de votar por “ninguno de los anteriores”.

El estudiante de 26 años fundamenta la acción legal en la violación que el gobierno hace de su derecho a la libre expresión pues considera que la Ley Electoral en su redacción actual impone “restricciones a la expresión democrática” y “evita al elector expresar oficialmente su insatisfacción respecto de todos los candidatos elegibles en las elecciones federales”.

De esta forma, en su demanda pide que se reconozca la inconstitucionalidad de la ley y se ordene al Parlamento hacer las reformas pertinentes.

“Quiero tener la posibilidad de expresar mi insatisfacción y, si no, que me den una explicación de por qué no me dejan expresarlo”, declaró David Rodríguez. “Si tiene ramificaciones en términos de cómo funciona el sistema electoral…eso le corresponde decidirlo al gobierno”.

El gobierno federal ha solicitado que se deseche todo o parte de la demanda presentada y ha solicitado al tribunal que se establezca una fecha de audiencia para presentar una moción de juicio sumario.

En su defensa, el Departamento de Justicia niega el argumento de que las boletas electorales federales vulneran el derecho a la libre expresión porque dice que ese derecho no garantiza “un derecho positivo a ser provisto con medios específicos de expresión”. Señalan también que el gobierno no está obligado a “hacer seguimiento en las boletas federales de formas particulares de insatisfacción o disentimiento con el proceso político”.

Así, invalidar la boleta y “el acto de no votar” también son formas aceptadas de expresión política.

Para David Rodríguez, sin embargo, estas posibilidades no son indicativo de si los votantes fueron apáticos, perezosos o estaban insatisfechos con los candidatos y con el sistema.

“No votar puede sencillamente significar ‘cualquiera de los mencionados’ como ‘ninguno de los mencionados’. Puedo decir ‘no voy a votar porque todos son maravillosos y en realidad no hay diferencia de quien gane. Y también puede significar que no me importa – y me importa”, declaró a los medios el futuro abogado.

En 2001 un parlamentario federal presentó una iniciativa para reformar la Ley Electoral e incluir en las boletas federales la opción de “ninguno de los anteriores”. Sin embargo, la iniciativa fue votada en contra.

En México también podríamos apoyar que en las boletas electorales exista la opción de marcar “ninguno de los anteriores”, para diferenciarlo del voto nulo. Quizá esa opción podría tener mayor significado político.

Más información thestar.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net