Campo de concentración de Birkenau

El Parlamento de Polonia aprobó la noche del miércoles una polémica disposición que tipifica como delito acusar al estado polaco de complicidad con los crímenes cometidos por el régimen nazi.

La nueva disposición penal establece que comete delito “cualquiera que, contrario a los hechos, públicamente declare que la nación polaca o el estado fue responsable o corresponsable de los delitos del Tercer Reich”, y se establece una sanción de hasta tres años de prisión.

La disposición aprobada con 57 votos a favor, 23 en contra y dos abstenciones, exceptúa a quienes hagan tales declaraciones como parte de su actividad artística o académica.

El actual gobierno polaco del partido Ley y Orden (PiS) ha tratado de limpiar el pasado de Polonia respecto de los crímenes cometidos por el régimen nazi y presentarse como una víctima de los alemanes. Así, incluso habían estado solicitando reparaciones económicas por parte de Alemania, acción de la que desistieron a finales del año pasado por razones políticas.

Como parte de esta campaña se propuso incluso tipificar como delito hablar de campos de concentración polacos, pues aunque los mismos se establecieron en territorio de Polonia, fueron creados y administrados por alemanes.

La aprobación del nuevo delito ha resultado ser un tema sumamente polémico, con el estado de Israel oponiéndose a la reforma. Esta misma semana el primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, declaró que había obtenido garantía del presidente polaco, Andrzej Duda, de sostener un diálogo antes de la aprobación de la reforma. No hubo tal diálogo, lo que ha enfurecido aún más al gobierno israelí.

Para el presidente Duda y los parlamentarios que votaron a favor de la reforma, se trata del derecho de Polonia de “defender la verdad histórica”. Sin embargo, otros opinan que negar que polacos colaboraron con los nazis es negar la clara evidencia que al respecto existe. Así lo ha manifestado Efraim Zuroff del Centro Simon Wiesenthal, para quien el número de colaboradores polacos con los nazis fue de “varios miles”.

Pese a las objeciones, en Polonia ya es delito sugerir la participación de la nación con el Tercer Reich por lo muchos deberán tener cuidado de los que dicen y el tono en el que lo dicen.

Más información bbc.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net