Avión en vuelo

Se ha conformado el panel de tres miembros que arbitrará el caso presentado por la aerolínea Air Canada en contra de Venezuela con la finalidad de recuperar fondos bloqueados por la República Bolivariana de Venezuela.

La demanda se ha presentado ante el Centro Internacional de Arreglo de las Diferencias Relativas a Inversiones, CIADI, organismo dependiente del Banco Mundial, por parte de la aerolínea canadiense que funda su acción en el Tratado Bilateral de Inversiones Canadá-Venezuela de 1996.

Los suizos Pierre Tercier, presidente del panel, Charles Poncet, designado por el demandante, y la española Deva Villanúa Gómez, designada por Venezuela, componen el tribunal del arbitraje en el que el despacho King & Spalding es representante de Air Canadá, mientras que los venezolanos De Jesús & De Jesús asesoran a Venezuela.

El problema radica en el estricto control de cambios que opera en Venezuela desde 2003 por el que las aerolíneas quedan obligadas a vender sus pasajes en bolívares inconvertibles, que luego deben gestionar para que el gobierno les entregue los dólares correspondientes.

Para desbloquear estos fondos, la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) anunció en septiembre de 2016 que había iniciado acciones en Estados Unidos para recuperar 3,800 millones dólares de fondos de sus aerolíneas bloqueados en Venezuela.

En este sentido, IATA solicitó al gobierno de Estados Unidos que le concediera la inmunidad antimonopolio para poder gestionar que las aerolíneas puedan repatriar fondos estimados en 3,800 millones de dólares. Lo anterior porque, para evitar la conformación de carteles que terminen perjudicando a los consumidores, las aerolíneas no pueden emprender acciones conjuntas, con fundamento en la legislación antitrust o de libre competencia económica.

IATA ha argumentado que desde 2013 no se han atendido todas las solicitudes de repatriación de fondos, habiendo empeorado la situación con el paso de los años.

En 2014 Air Canada suspendió sus vuelos a Venezuela y en enero de este año presentó la solicitud de arbitraje ante el CIADI para repatriar 35 millones de dólares de fondos bloqueados. Finalmente, el tribunal ha quedado conformado para que se desarrolle el procedimiento.

Desde que Air Canada suspendió sus vuelos a Venezuela, Aeroméxico, Al Italia, GOL, LATAM y Lufthansa hicieron lo mismo, mientras que American y Delta Airlines redujeron la frecuencia de sus vuelos y cerraron rutas.

"Ahora más que nunca, Venezuela necesita una robusta conectividad que contribuya a su recuperación económica. Sin embargo, las aerolíneas se ven obligadas a recortar servicios”, se manifestó por parte de IATA el año pasado cuando dieron a conocer el inicio de acciones para recuperar sus fondos.

Más información eleconomista.com.mx y ciarglobal.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, con crédito a miabogadoenlinea.net