Balanza judicial

En enero de este año aparecieron muertos de forma misteriosa seis jóvenes de 18 y 19 años en Arnstein, Bavaria, Alemania. Por estas muertes, el viernes pasado se presentaron cargos por homicidio imprudencial en contra del padre de dos de ellos.

Los seis amigos se reunieron en la cabaña ubicada en el jardín de la casa de dos de ellos. Planeaban hacer una fiesta en ese lugar y después dormir en una de las habitaciones. A la mañana siguiente, preocupado porque los jóvenes no daban señales de vida, el padre, propietario de la cabaña, los encontró muertos.

Tras las investigaciones realizadas, las autoridades llegaron a la conclusión que los jóvenes fallecieron intoxicados por monóxido de carbono, gas inodoro que fue expulsado por el generador de energía a gasolina instalado en una habitación adyacente en la cabaña. Al parecer, al respirar este gas, los jóvenes cayeron inconscientes y fallecieron.

Por no haber seguido las instrucciones del fabricante y haber instalado el generador en la habitación, el propietario de la cabaña ha sido imputado por homicidio negligente, delito por el que podría ser sancionado a hasta cinco años de prisión.

Se trata de un accidente lamentable en el que este hombre de 52 años, además de haber perdido a sus dos hijos, enfrentará un proceso judicial por su muerte y la de sus cuatro amigos. Sin embargo, la responsabilidad final, conforme a la policía, parece apuntar directamente a él.

Si algo nos debe quedar de este caso es la importancia de leer y seguir las instrucciones de los electrodomésticos, electrónicos y demás maquinaria que se adquiera, porque si este hombre las hubiera seguido, los responsables de las muertes serían los fabricantes del generador y no él.

Más información thelocal.de

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, con crédito a miabogadoenlinea.net

Pin It