Acusados de expandir ideas genocidas, el dueño y personas relacionadas con una desparecida librería neonazi fueron condenados por un tribunal en Barcelona, España, a tres años y medio de prisión y al pago de una multa.

Uno de los sentenciados era presidente del grupo neonazi llamado Centro de Estudios Indoeuropeos, otro más era también dirigente de este centro y un tercero era dueño de Kalki, la librería barcelonesa que vendía libros con ideología nazi. Los tres fueron condenados por expandir ideas genocidas, se les acusó de violar derechos humanos y de asociación delictuosa.

Una cuarta persona, propietaria de la editorial Molins de Rei, fue también condenada por expandir ideas genocidas a dos años y medio de prisión. Su empresa editaba libros de ideología neonazi que a juicio del juez incitaban a la marginación y a la exclusión social.

Por órdenes del juez, todos los libros y material que distribuía la extinta librería Kalki, fue incautado.

Fuente El País

 

www.miabogadoenlinea.net