Mujeres jóvenes

La ciudad de Róterdam, en los Países Bajos, reformó su reglamento para establecer como falta administrativa el silbar o acosar a las mujeres en la calle, sancionando la detestable conducta con multas de hasta 4,100 euros.

De esta forma, Róterdam sigue los pasos de Ámsterdam, primera ciudad neerlandesa en sancionar el acoso a las mujeres en la vía pública. Aparentemente la ciudad de La Haya también se unirá a esta tendencia.

La intimidación a las mujeres es un problema importante. Una investigación realizada el año pasado en Róterdam señala que el 84 por ciento de las mujeres entre 18 y 45 años de edad han sido intimidadas mientras caminan por la calle.

“Todos deberían sentirse seguros y tener la posibilidad de caminar por las calles sin obstáculos”, declaró al medio NOS el concejal Joost Eerdmans. “Es inaceptable que, si las mujeres se sienten limitadas en su libertad, cambien su ropa o eviten caminar por ciertas partes de la ciudad”, agregó el funcionario de la ciudad.

La vigilancia de esta nueva regla queda a cargo de los guardianes de la calle, quienes empezarán por emitir advertencias formales a quienes silben, llamen nombres o acosen de alguna forma a cualquier mujer que camine por la calle. Las multas, explicó el concejal Eerdmans, se empezarán a imponer hasta el próximo año.

Ámsterdam ya tiene vigente su reglamento en la materia, pero será hasta este verano que se aplique completamente.

Más información dutchnews.nl

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, con crédito a miabogadoenlinea.net

Imagen de pixabay.com