Fachada de la Corte Penal Internacional en La Haya

El pasado 24 de marzo, la Segunda Sala de la Corte Penal Internacional, CPI, emitió una orden para que se adjudicaran US$250 como compensación simbólica a cada una de las 297 víctimas de Germain Katanga, condenado a 12 años de prisión por un crimen contra la humanidad y cuatro crímenes de guerra, además de reparaciones colectivas.

Germain Katanga fue encontrado culpable de homicidio, ataque a la población civil, destrucción de propiedad y pillaje cometidos el 24 de febrero de 2003 en la población de Bogoro, distrito de Ituri en la República Democrática del Congo, pero fue absuelto de los cargos que se presentaron en su contra por ataques sexuales. Su sentencia fue leída en mayo de 2014 y el exmilitar congolés ahora se encuentra recluido en una prisión en Kinshasa donde está siendo procesado por otros delitos.

La sesión del 24 de marzo pudo ser seguida por Germain Katanga mediante video, además de que la sesión fue transmitida en directo en Burnia, República Democrática del Congo, y está siendo retransmitida en otras localidades cercanas a fin de que las víctimas conozcan de esta orden emitida.

Conforme a los principios que rigen la reparación del daño, los jueces de la Sala de la CPI, considerando que Germain Katanga no tiene medios económicos actuales para hacer frente a estas obligaciones financieras ya que es considerado como “indigente”, invitaron al Fondo Fiduciario para las Víctimas, TFV por sus siglas en inglés, para que utilice sus recursos para las compensaciones y presente un plan de implementación de reparación del daño a más tardar el 27 de junio de 2017.

Los jueces notaron que, si bien la cantidad adjudicada individualmente no es suficiente para reparar el daño que las víctimas de Katanga sufrieron debido a sus actos, es significativa para ellas.

Respecto de las reparaciones colectivas, se pidió al TFV que se pusiera en contacto con las autoridades de la República Democrática del Congo a fin de que trabajaran conjuntamente en la reparación de daños a largo plazo, como la reconstrucción de viviendas, ayuda educativa y asistencia psicológica para las víctimas. Para ello deberán presentar un plan de acción el 27 de junio de este año. A partir de esta fecha y hasta el 28 de julio de 2017, la Representación Legal de Víctimas y de la Defensa podrá presentar sus observaciones sobre el plan.

Conforme al Estatuto de Roma, los sentenciados tienen la obligación de reparar el daño, pero como en este caso no existe la capacidad financiera para hacerla, los jueces de la Sala pidieron a Katanga que contribuya directamente ya sea redactando una carta de disculpas, presente una disculpa pública o comparezca personalmente a algún acto de reparación de daños.

Sobre la adjudicación individual para reparación de daños se manifestó Salomon Kisembo Byaruhanga, jefe local tribal, quien declaró a APF que “estas reparaciones individuales no tienen nada de simbólicas. Hoy en día US$250 no significan nada en la República Democrática del Congo”.

“Aquellos que la reciban lo más probable es que lo desperdicien en cerveza en dos días”, dijo el líder, quien añadió que hubiera sido mejor la reconstrucción del pueblo o la construcción de un monumento.

Cabe señalar que, observando el principio de proporcionalidad, la Sala calculó la responsabilidad de Germain Katanga en un millón de dólares, siendo esta la cantidad total a ser compensada individual y colectivamente.

Más información icc-cpi.org /africareview.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, con crédito a miabogadoenlinea.net