Manifestación de PETA contra Hermès

Con la finalidad de presionar para que en la confección de ropa y accesorios de lujo se deje de utilizar piel de animales, particularmente de cocodrilos, la organización defensora de los animales, PETA, People for the Ethical Treatment of Animals, anunció que compraron una acción del grupo francés de artículos de lujo LVHM, encabezado por las marcas Moët Hennessy y Louis Vuitton.

"A raíz de una exposición que revela que los reptiles en las granjas de cocodrilos en Vietnam - incluyendo dos que han suministrado pieles a una curtiduría propiedad de la casa matriz de Louis Vuitton, LVMH - están confinados a minúsculos pozos y a veces son desollados mientras están todavía vivos, PETA se ha convertido en accionista de LVMH en Euronext Paris para presionar a la compañía para que deje de vender mercancías de pieles exóticas ", comunicó la organización, famosa por su impactante publicidad.

“Cada vez que PETA exhibe a la industria que usa pieles exóticas ha encontrado a seres vivos sensibles en abarrotados pozos sucios, desollados y dejados para que mueran”, declaró la presidente de PETA, Ingrid Newkirk. “Desde manifestaciones en las calles hasta hablar en las salas de juntas, PETA presionará a LVHM para que deje de vender bolsos, extensibles de relojes o zapatos confeccionados a partir de pieles de reptiles”.

La adquisición de una acción que les da derecho a voz en las juntas de accionistas, no es una estrategia nueva para PETA. En 2015 adquirieron una acción de Hermès, marca mejor conocida por las Birkin Bags. Durante una reunión de accionistas, el CEO de la marca, Axel Dumas, fue cuestionado por la vocera de PETA en Francia, Isabelle Goetz, sobre si dejarían de usar pieles de animales exóticos.

“Usted tiene una serie de preocupaciones sobre el tratamiento a los animales. Nosotros lo respetamos, pero no necesariamente compartimos su postura sobre la cría de animales. Las condiciones de crianza cumplen estrictamente con las regulaciones internacionales porque queremos aplicar las mejores prácticas en este campo y pienso que Hermés siempre ha estado al frente de querer prestar atención a la ética y al tratamiento de animales”, respondió Dumas.

LVHMMoët Hennessy Louis Vuitton, propiedad del millonario francés Bernard Arnaud, en una multinacional conformada por empresas de ropa, joyería, perfumes y cosméticos y vinos y licores y otros artículos de lujo. Entre las marcas de ropa y accesorios, se incluyen en este grupo Givenchy, Celine, Loewe, Marc Jacobs y Dior, entre otras.

Los esfuerzos de PETA para que se dejen de usar pieles de animales nunca serán suficientes si no dejamos de comprar estos artículos. La excusa de “ya lo mataron y yo no tuve nada que ver con eso” para usar un abrigo de pieles o zapatos de piel de cocodrilo, es por demás absurda.

Más información thefashionlaw.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, con crédito a miabogadoenlinea.net

Imagen peta.org